La XI Semana del Cine y la Imagen de Fuentes de Ebro (SCIFE), que se desarrollará desde hoy hasta el próximo 28 de octubre, se presentó ayer en Zaragoza con curiosas novedades en forma de premios. El primero, concedido por el Proyecto VoluntaRíos, de carácter ecologista; el segundo, entregado por los presos de la cárcel de Daroca.

Al acto de presentación acudieron todas las instituciones involucradas en este festival. Allí estuvieron José Antonio Aguilar, director del mismo; Cristina Palacín, en representación de la DPZ; Alberto Lafarga, por parte de la DGA; Ana Revilla, de la Fundación Norte, y Javier Mesa, responsable del Aula de Cine de la cárcel de Daroca.

Mesa se encargó de explicar la curiosa iniciativa del premio Intramuros, surgido a iniciativa de los propios presos, que visualizarán los cortos presentados a concurso y concederán el premio, asistiendo un representante suyo, "si funcionan los trámites", a la gala de entrega del día 28. El premio VoluntaRíos, por su parte, premiará los cortos "afines con la asociación, que pretende conservar los cauces fluviales".

Aparte de éstos, los premios consolidados seguirán siendo la base de este certamen, cuyos objetivos principales siguen siendo "el acercamiento del cine al medio rural y puesta en contacto de directores y actores aragoneses". Entre ellos, la sección oficial seguirá primando con el premio Los olvidados. En él se valoran cortometrajes tanto de ficción como documentales, y los organizadores resaltaron la "extraordinaria calidad" de estos últimos. Además de este, el SCIFE concederá los premios Un minuto de agua, una gota de cine y Panorama, en cuya sección de largometrajes ha ganado Vida y color, de Santiago Tabernero.

El premio Valores humanos. José Couso y Julio Anguita Parrado, será para Un franco, 14 pesetas, de Carlos Iglesias, que acudirá a recoger el premio a la Gala de Clausura, presentada por Luis Roderas. En ella también se celebrará el homenaje a Esperanza Roy, la consagrada actriz española, de ascendencia aragonesa, que según confesó bromeando Aguilar "está más nerviosa que nosotros con el premio, y nos llama cada dos minutos a ver si todo va bien".

Exhibiciones de cine, actividades infantiles y la reunión Mézclate conmigo, con directores vascos, completarán el exhaustivo programa de esta XI edición de la SCIFE.