Una fábula de niños para mayores sobre la coexistencia de religiones, etnias y culturas abrió hoy la 51 Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci) con el filme de animación ´Azur et Asmar´, del francés Michel Ocelot, prólogo de un festival renovado que camina en busca de nuevas señas de identidad.