La moderna reina del género negro se adentra en la ciencia ficción para llevar al lector a la Inglaterra del 2021, un país sometido a un dictador en país que, como toda la humanidad, ha dejado de ser fértil.