Ediciones B y el grupo Random House Mondadori llegaron ayer a un acuerdo para resolver el conflicto de intereses sobre la titularidad de los derechos del libro Yo también sé jugarme la boca. Sabina en carne viva, escrito por Javier Menéndez Flores y Joaquín Sabina. El acuerdo produjo al término de una reunión entre Riccardo Cavallero, consejero delegado de Random House Mondadori, Faustino Linares, director general de Ediciones B, y los abogados de las respectivas empresas. El pasado martes, a instancias del Juzgado Mercantil número 1 de Barcelona, Ediciones B ordenó retirar los ejemplares del libro a la espera de alcanzar una solución pactada.

En virtud del acuerdo alcanzado ayer, ambas editoriales realizarán una explotación conjunta del libro en las siguientes condiciones: Ediciones B podrá continuar distribuyéndolo en el formato actual y renuncia a los derechos de las ediciones de bolsillo del mismo, que serán publicadas por Random House Mondadori en su sello Debolsillo a partir del mes de enero. Tras la reunión, Random House Mondadori solicitó la suspensión de las medidas cautelares decretadas por el juez.

Tanto Ediciones B como Random House Mondadori agradecieron a Joaquín Sabina su buena disposición hacia la resolución, rápida y no lesiva para las partes, de este conflicto y manifestaron su satisfacción por el acuerdo alcanzado, ya que la voluntad de ambas editoriales es que el libro vea la luz y no causar perjuicios a los lectores.

Riccardo Cavallero afirmó que "era importante llegar a un acuerdo porque los contratos entre autores y editoriales son la base de la industria editorial y hay que respetarlos". Faustino Linares subrayó que "el acuerdo garantiza la permanencia de la obra en el mercado y que los lectores puedan disfrutar de ella en distintos formatos".