Frente ruso. Un grupo de soldados españoles de la División Azul ocupa un búnker de primera línea. Alistados por razones diferentes, luchan por sobrevivir con la seguridad de que los que lo consigan quedarán marcados.