Una voz increíble, una fuerza sobrehumana al piano y una capacidad de improvisación impresionante. Estas son las características de Aziza Mustafa Zadeh, que esta noche (20.15) actúa por primera vez en Zaragoza, concretamente, en el Auditorio Eduardo del Pueyo.

La cantante, pianista y compositora de Azerbayán presentará su espectáculo Ópera-jazz, basado en improvisaciones jazzísticas sobre temas populares del repertorio de ópera como las arias de Verdi, Puccini, Boito, Haendel, Rimsky, Korsakov, Ravel y Mozart; así como composiciones de la pianista.

Aziza, hija del malogrado pianista Vagif Mustafa (que inventó un tipo de fusión entre la música de jazz y la de su país), nació en 1969 y desde muy pronto siguió los pasos de su padre. Con un ataque impetuoso, sobre todo en sus solos explosivos y su intensidad, le hizo firmar con el sello Sonny desde muy joven. Considerada como una de las dos grandes pianistas de jazz del continente asiático, está dotada de un gran virtuosismo, su música es emotiva y sentimental, sin por ello renunciar a sus raíces. Una cualidad que destaca cuando canta en scat, a gran velocidad, tradicional en su tierra.

En 1994 ganó el premio de la Academia de Música de Alemania y ha grabado, entre otros, seis discos, Dance of fire, Seventh truth, Jazziza, Inspiration-colors & relection, Shamans y el más reciente, Contrast, publicado este mismo año.