El músico estadounidense Bruce Springsteen revivió la noche del sábado en Valencia el espíritu del viejo Oeste con un concierto de folk americano, en el que banjos, violines y coristas rememoraron el ambiente de un saloon y fluyeron hacia contundentes muestras de blues, jazz y rock and roll. En el segundo concierto de su gira española (ayer le tocó a Granada y aún tiene que pasar por Santander y Barcelona), las 25.000 personas que acudieron al estadio presenciaron una recreación musical y escénica de aquel mito orquestal, encarnado por los 17 músicos de la Seeger Sessions Band y por el comprometido talento del roquero de New Jersey.