Una comedia dramática de factura argentina, titulada Ciudad En celo, de Hernán Gaffet, y una reflexión social acerca de asuntos como el racismo, Jindabyne, del australiano Ray Lawrence, compitieron ayer con buena acogida en una nueva jornada de la 51 Semana Internacional de Cine de Valladolid.

Gaffet, en la misma línea de debate existencial adobado con humor que ayer presentó su compatriota Daniel Burman (Derecho de familia), presentó en España su primer largometraje de ficción, un homenaje y reivindicación del viejo espíritu de Buenos Aires.

El cine australiano testimonió su presencia en Valladolid a través de la película Jindabyne, el tercer largometraje de Ray Lawrence, donde plantea un dilema moral a partir del racismo y el trato que se da a las poblaciones aborígenes en su país. Jindabyne está basada en el cuento Tanta agua, tan cerca de casa, del poeta Raymond Carver.