Un reciente estudio elaborado por investigadores malagueños ha confirmado que más de una veintena de cuevas de la Serranía de Ronda (Málaga) atesoran una colección de pinturas y grabados de arte prehistórico, compuestos por más de 4.000 motivos diferentes. Se trata de una de las mejores colecciones artísticas del sur de Europa y de todo el Mediterráneo que contienen concentraciones pictóricas que abarcan una enorme amplitud cronológica.

De la veintena de cuevas que estos investigadores malagueños han descubierto, La Pileta y Ardales representan los dos referentes prehistóricos andaluces que conservan en sus galerías las primeras pinturas y grabados de referentes humanos pertenecientes, según las dataciones correspondientes, a la era paleolítica, según explicó el Consorcio de Guadalteba, que fue el que impulsó la investigación que ha arrojado estos resultados tan reveladores que ayer vieron la luz.

En estas cuevas de la serranía rondeña, en contra de lo que suele ser habitual, las imágenes naturalistas y realistas de representaciones animales y algunas figuras humanas son minoritarias, frente a las abstractas, que según el estudio se cifran en aproximadamente 4.000 imágenes, un dato que ya habla por sí solo de la importancia de la investigación realizada.

Asímismo, la investigación desvela que estas primeras señas de arte procedente de andaluces no sólo están representadas en las cuevas más profundas de la serranía, sino que abarcan una zona mucho más amplia de lo que en principio cabría esperar. Este es el caso de la cueva del Gato o las de Teba, en las que se pintaron numerosos signos, sobre todo con óxido de hierro, lo que ha generado una buena conservación de los mismos que es lo que ha permitido que hayan llegado hasta la actualidad.

Para los investigadores, este estudio coloca el patrimonio cultural prehistórico de la provincia de Málaga y de la Serranía de Ronda al "alcance de todos", en una obra que consideran altamente pedagógica porque integra las tecnologías más actuales aplicadas al estudio del arte rupestre.