En la vida, a menudo sale más a cuenta guiarse por la intuición que analizar en exceso las decisiones que se toman. Este interesante libro confirma esta tesis basándose en recientes estudios psicológicos.