El Salón del manga, que cierra hoy sus puertas en la Farga de l´Hospitalet, ha convertido la localidad en un pequeño Tokio. Ayer, el Salón registró un lleno absoluto que llevó a la organización a cerrar las taquilla a las tres y media de la tarde, seis horas antes de que fin de la jornada, para conseguir aliviar una cola en algunos momentos daba dos vueltas a la manzana.

Según algunos testigos, la cola se formó antes de la siete de la mañana y aguantó bien entrada la tarde. El sábado fue el día del concurso cosplay. El cosplay consiste en disfrazarse cómo tu personaje manga favorito. La gracia está en confeccionarte tú mismo el disfraz y los accesorios. La participación de las madres y sus maquinas de coser está vivamente recomendada. La cola es pues como un pesebre viviente del mundo otaku (aficionado al manga).

No se preocupen los padres si vieron partir a sus hijos disfrazados de chica o a sus niñas vestidas de hombretón. Simplemente es que su descendencia prefiere el crosplay, esto es modalidad de cosplay en la que practicante se disfraza de personaje de sexo contrario. Entre los más sorprendentes, un chaval espigado vestido de Dufman, el vendedor de cervezas de Los Simpson y unas niñas vestidas como las protagonistas de Rebelde, la popular serie mexicana. Todo un desafío a los puristas

Por delante de los otakus, una niña cogida de la mano de su madre. Está asustada. Es normal, va vestida de Ronaldinho. ¡Qué extravagancia!

De manera metafórica, dos tipos se disfrazaron de mando a distancia quizá su mejor amigo. Día de concurso para los cosplayers ya que se seleccionaba la representación española que irá a la Cosplay Word Summit de Nagoya, Japón. Se trata del Mundial del disfraz cuyo vigente campeón, como pueden suponer, es un equipo brasileño.

MORIR DE ÉXITO

Carles Santamaría, director del Salón explica lo que se siente al morir de éxito: "La Farga ya se nos ha quedado pequeña así que para el año que viene buscaremos nuevo emplazamiento" según Santamaría, el manga supone ya "el 40% de toda la edición de cómic en España. Esto representa unos 40 millones de euros sin contar los productos paralelos. DVDs, juegos y merchandising". Y es que el manga es un fenómeno que está en auge en casi todo el mundo pero que en los últimos tiempos está siendo un auténtico boom en territorio español. Y buena prueba de ello es la salud de esta cita o la de otras muchas iniciativas que están surgiendo a su amparo.

Joan Navarro,heroico editor y director de Gl¨nat, fue uno de los pioneros en introducir el manga en el mercado español. "Este año, además del éxito de público, destacaría que se consolidan los expositores de cadenas de televisión o empresas de videojuegos lo que significa un auténtico salto económico del sector del manga en nuestro país".

En enero de 1797, el sombrerero inglés john Etherington salió de casa con un invento suyo en la cabeza: el sombrero de copa. Le multaron por escándalo público. Pasado el tiempo, hasta Fred Astarire bailaba sin quitárselo. Así que no se burlen de los cosplayers, quién sabe si un día tendremos uno actuando en el palacio más importante de la ciudad.