"En España hay una voluntad clara de los gobiernos locales de hacer una apuesta por la cultura como eje central de su desarrollo". La cultura como motor y aglutinadora de posibilidades. Esa es la apuesta del director de la Fundación Kreanta, Félix Manito, que ayer abrió el Seminario Ciudades Creativas. Creatividad, innovación, cultura y agenda local, que se celebró en el Teatro Principal de Zaragoza y en el que intervinieron, como ponentes, varios representantes de la industria cultural de la ciudad. La cita, que sirvió además para presentar las conclusiones de las segundas jornadas que se celebraron en Barcelona en el 2009, estaba planteada como preludio a las III Jornadas Internacionales sobre Ciudades Creativas, que se celebrarán en el Centro de Historia, el 25 y el 26 de noviembre.

Manito puso como ejemplo del apoyo público al sector cultural en España que hasta 16 ciudades optaran a la Capitalidad Cultural. Un título al que aspira Zaragoza: "El gran reto de cualquier ciudad es diferenciarse, buscar en qué es única, en qué es diferente, cuál es su marca y, en ese sentido, es un reto para todos. Zaragoza todavía debe definir cuál es su apuesta y cuál es su relato cultural específico. Aunque también es verdad que el 95% de las ciudades españolas tampoco tienen clara su apuesta", explicó Manito. En ese sentido, el director de la Fundación Kreanta se inclinó porque la capital aragonesa podría apostar por "el diseño, donde tiene gran tradición, y en la música".

PROBLEMA DE PÚBLICO Sergio Vinadé, por su parte, no habló de la música como hecho diferencial porque cree que primero se debería crear "una base general" y, después, ya se podría hablar de una disciplina destacada: "Estamos todavía en un proceso de crear un sustrato de gente capaz de acudir, participar y de crear eventos". Y es que, para Vinadé, Zaragoza tiene un problema de público: "Hay muchos espectáculos pero poca gente dispuesta a buscar la calidad, más allá de la cultura del entretenimiento. En una sociedad que se está volviendo indolente con todo el tema del saber y de las humanidades, hay que hacer ese esfuerzo para crear un caldo de cultivo".

Algo en lo que está trabajando, explicó Francisco González, el Servicio de Juventud del Ayuntamiento de Zaragoza, desde El Túnel de Oliver. "Tratamos de formar un público nuevo para crear un germen que es lo que la ciudad necesita. Y eso lo estamos consiguiendo desde unas instalaciones innovadoras. Sin equipamientos es imposible poder formar un público objetivo", señaló. Para las III Jornadas de Ciudades Creativas ya está reservado el 75% del aforo y está previsto que se sigan también en Latinoamérica a través de internet.