Directores consagrados como Roman Polanski, David Cronenberg o Steven Sodeberg y estrellas como George Clooney y Madonna. Todo tiene cabida en la 68 edición del Festival de Cine de Venecia que se abre el miércoles en medio de una enorme expectación. Nombres de realizadores que se unen a un destacable elenco de actores, entre los que están Jodie Foster, Kate Winslet, Colin Firth, Michael Fassbender, Carey Mulligan, Hanna Schygula, Philip Seymour Hoffman, Paul Giamatti, John Hurt, Keira Knightley, Viggo Mortensen, Vincent Cassel, Maria de Medeiros e Isabella Rossellini. Pese a estar en un año de crisis económica, Venecia parece haber recuperado la fuerza de antaño en esta edición, en la que cine y espectáculo irán de la mano y que permitirá ver propuestas de cineastas de los más diferentes estilos y orígenes en los 11 días que dura el festival, del 31 de agosto al 10 de septiembre.

Y no sólo en la competición oficial. Por el León de Oro optarán 23 películas --una de ellas aún no anunciada--. Un dios salvaje, de Roman Polanski; A dangerous method, del canadiense David Cronenberg, e Idus de marzo, de George Clooney, que inaugurará la Mostra, son sin duda algunas de las más esperadas. Pero la lista incluye títulos tan interesantes como El topo, dirigida por el sueco Tomas Alfredson y protagonizada por el ganador del último Óscar, el británico Colin Firth. También la versión de Fausto del ruso Aleksander Sokurov, o lo último de Todd Solonz; Dark Horse; Abel Ferrara, 4:44 Last day on earth (que cuenta con la española Paz de la Huerta) o Willian Friedkin, Killer Joe.

'SHAME' Y MADONNA Y desde Reino Unido, la expectación rodea a dos de las películas en competición: Shame, el segundo trabajo de Steve McQueen, y una nueva adaptación de Cumbres borrascosas, de Emily Bronte, todo un reto para Andrea Arnold. Un éxito que también buscará revalidar el griego Yorgos Lanthimos, que se presenta en Venecia con Alpis.

Pero fuera de la competición están algunos de los nombres más esperados por el gran público. Es el caso de Steven Sodeberg, que llegará con Contagion y un reparto de lujo: Matt Damon, Kate Winslet, Marion Cotillard, Jude Law y Gwyneth Paltrow. Sin olvidar el autorretrato que Al Pacino se hace en Wilde Salome ni, por supuesto, el que será sin duda uno de los eventos más fotografiados de la Mostra: la presentación del segundo largometraje como directora de Madonna, W.E., su particular visión de la relación entre Eduardo VIII y Wallis Simpson.

Fuera de competición se podrá ver también la española Eva, ópera prima de Kike Maillo, una historia de robots con sentimientos protagonizada por Daniel Brühl, Marta Etura y Alberto Ammann. La escasa representación española la completa Hollywood Talkies, un documental de Óscar Pérez y María del Mar de Ribot que cuenta la historia de un grupo de jóvenes actores españoles que se trasladan al Hollywood de comienzos del cine sonoro en busca de una oportunidad.