El V Congreso Iberoamericano de Cultura, que se celebrará en noviembre en Zaragoza, abordará la "revolución digital" en el ámbito cultural, el principal desafío al que deben enfrentarse las entidades culturales y creativas a la hora de redefinir su papel en el siglo XXI. Así se puso ayer de manifiesto en Madrid en la presentación de este congreso, que se celebrará bajo el lema Cultura digital, cultura en red, acto al que sistieron el secretario de Estado de Cultura, José María Lassalle; el alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch; el secretario de Estado de Cooperación y para Iberoamérica, Jesús Gracia; y el secretario general iberoamericano, Enrique Iglesias.

El V Congreso Iberoamericano de Cultura tiene como principal objetivo identificar cómo la transición de la cultura al entorno digital aportará innovación, creatividad y crecimiento a las economías y sociedades iberoamericanas, y creará oportunidades para la configuración de un gran espacio cultural común.

El nuevo entorno digital de la cultura, la economía de la cultura digital y las lenguas y culturas iberoamericanas en la red son los asuntos centrales que se abordarán en esta reunión en la que participarán unas 500 personas de los 22 países de habla hispano-lusa que forman parte de la Conferencia Iberoamericana. Se trata de Andorra, Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, El Salvador, España, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Perú, Paraguay, Portugal, República Dominicana, Uruguay y Venezuela.

Durante el acto se anunció también la convocatoria del concurso Emprende con cultura que se desarrollará con motivo del congreso y que estará abierto a proyectos digitales culturales de emprendedores iberoamericanos.

El plazo para la presentación de proyectos se abrirá el próximo 1 de abril y finalizará el 15 de junio. Antes del 30 de junio, un jurado internacional elegirá al menos 22 proyectos, uno por cada país participante, de tal forma que los seleccionados podrán ser presentados en el congreso ante un grupo de posibles inversores.

Zaragoza fue designada por un jurado como sede del congreso en Mar de Plata el pasado mes de octubre. La candidatura aragonesa repartía su propuesta en cuatro ejes, que contará cada uno con un integrante español, otro portugués y un tercero procedente de otro país de Europa con la intención de reforzar el rol de España como puente cultural entre los dos continentes.

FORO DE REFLEXIÓN Por eso, el encuentro servirá para, en primer lugar, reflexionar sobre el acceso a los contenidos culturales digitales a través de las redes sociales, portales y buscadores. La digitalización del patrimonio cultural será otro de los asuntos a tratar, así como la financiación de los costes de transición a la era digital o las oportunidades que ofrece la red en en el ámbito empresarial y cultural.

Esto último estará relacionado con el estudio de los nuevos modelos de negocio de las industrias culturales digitales y las pymes, así como las condiciones para el nuevo emprendedor digital. Asimismo, el papel del arte y la cultura en la innovación de contenidos y la gestión del talento como factor y recurso económico principal en la economía digital cultural también estará incluido en uno de los ejes. Por último, el congreso analizará el Mercado Digital Cultural Iberoamericano a través de coloquios y charlas sobre la protección de los derechos de los creadores culturales y de libre acceso a la cultura en el ámbito digital.