"Es un obrón, algo maravilloso". De esta forma defendió Cristina Yáñez la calidad de Sigue la tormenta, la obra que dirige y que se estrena hoy en el Teatro de la Estación. Un espectáculo creado por Enzo Cormann que podrá ser disfrutado por el público zaragozano hasta el próximo 10 de noviembre.

El argumento de esta obra, en la que solo participan dos personajes, comienza en una tormentosa noche de la Borgoña francesa en la que Nathan Goldring, un joven y exitoso director de teatro, decide montar el clásico de Shakespeare El Rey Lear en uno de los teatros más conocidos de la capital alemana. En su búsqueda del actor protagonista, visita a Theo Steiner, un actor retirado y prácticamente desaparecido. Ambos personajes iniciarán un viaje vital en el que se desvelarán algunos de los episodios del pasado de Steiner y del presente de Goldring.

Se trata de una obra muy destacada de Cormann, del que Yáñez destacó que es "un autor contemporáneo pero que narra la historia de una forma muy humanista" y aclaró que "no solo se centra en el problema de los personajes si no que va más allá". Además, Yáñez manifestó que llevaba tiempo queriendo hacer una representación a dos: "Estuve un año buscando textos de dos personajes", aseguró.

La escena es frenética para ambos personajes, puesto que casi no salen de ella. "Mi personaje tiene una historia muy potente. La relación con Goldring empieza siendo de rechazo total y poco a poco va mejorando", cuenta el veterano actor Mariano Anós, que interpreta al anciano Steiner. Otra de las piezas fundamentales de este espectáculo es Miguel Pardo, quien se sumergirá en el papel de Goldring. Este actor celebró que la compañía haya sobrepasado la media centena de obras producidas y recordó las dificultades económicas por las que pasa el sector cultural para señalar que "somos muchas personas las que vivimos de esta profesión".

MÚSICA DE REMIRO La composición musical es otra de las características que destacan en este trabajo de Cormann. Yáñez eligió a Miguel Ángel Remiro para esta tarea porque "era necesario hacer una composición contemporánea y él es el idóneo".

Con Sigue la tormenta, la compañía Tranvía teatro, la más antigua de Aragón, produce su espectáculo número 51, que tiene una duración de una hora y media y cuyos ensayos, según desveló la directora, se prolongaron durante dos meses.