El amor no tiene edad, como tampoco lo tiene el amor al arte. Siguiendo esta norma, la actriz zaragozana de 21 años, Clara Camín, se lanza hoy a su debut como directora con el musical de producción propia Revolución del arte, que presenta a las 19.30 horas en el Palacio de Congresos de la Expo de Zaragoza.

Camín escribe de lo que conoce en este musical. "Trato la historia de cinco jóvenes artistas que intentan vivir del arte. Cuentan, mediante monólogos, diálogos, bailes y canciones los problemas que tienen para vivir del arte", explica la directora.

Estos personajes están interpretados por once jóvenes actores cuyas edades están comprendidas entre los 16 y los 25 años y que la misma directora seleccionó en un casting que convocó en septiembre. Siete de los once actores son zaragozanos y el resto son de Málaga, República Dominicana, Toledo y Andújar. Clara Camín, además de directora, actúa como actriz prologuista en la obra. También participan el pianista y cantante jienense Juanjo Martínez, el actor y director artístico toledano Manuel Vázquez, el bailarín y coreógrafo dominicano Jhemmler Castillo, la bailarina de danza aérea malagueña Estefanía Morros y el resto son zaragozanos: la actriz y bailarina Irene Bona, la cantante Celia Artal, el bailarín Jorge Riera, la cantante y compositora Andrea Pons, la bailarina Isabel Hebrero y el bailarín David Gaudioso.

CAMBIO DE LETRA La música es un elemento muy importante del espectáculo. "Son canciones que originales que se les ha cambiado la letra para adaptarlas. Nos hemos basado en Ricardo Arjona", cuenta. Además, dice que "hay muchas luces, sonidos, canto, teatro, contorsionismo, danza aérea, elementos de circo y bailes", creando así un show "espectacular".

Aunque esta zaragozana está empezando su carrera, le sobra ilusión. "Yo siempre he amado el arte y poco he podido hacer por la falta de oportunidades que hay", relata Camín. Sin embargo, tiene un lema claro: "si quieres, te pones a hacerlo y lo consigues". Con su trabajo como pastelera ha conseguido invertir en el musical 9.000 euros. Aunque cuenta que el trabajo no ha estado exento de complicaciones como "la falta de ayudas económicas", que "hace todo muchísimo más difícil".

Sobre el género musical, Camín considera que "en el musical, como es canción y baile, los personajes pueden transmitir mejor el sentimiento. Para mí es la forma más perfecta de espectáculo, de hacer teatro".