Los cristales de la Bombonera Oro, una pastelería situada en el Coso zaragozano se rompieron el pasado sábado debido a los temblores provocados por los cañonazos durante la representación del Primer Sitio de Zaragoza. Responsables municipales hablaron inmediatamente con los responsables del establecimiento y como no había habido daños materiales ni personales --simplemente se rasgó el de la primera planta, no el de la planta calle-- se llegó al acuerdo de que los seguros contratados por el Ayuntamiento de Zaragoza repondrán el cristal. El ruido y la caída de cristales provocó el miedo en un primer momento a los asistentes, pero en seguida se solucionó el problema.