Tras ocho años de retiro, salvo alguna esporádica actuación, el músico aragonés Mariano Casanova arranca su primera gira en solitario para presentar su reciente trabajo, Al final de la ciudad dormida. El repertorio del recital combinará con las canciones que han marcado toda su extensa trayectoria. El primer concierto de la gira tendrá lugar en el Parque de Muel el próximo 23 de abril. Un lugar elegido por el propio artista debido a su belleza ya que el fondo es un dique romano coronado por la Ermita de la Virgen de la Fuente. Esta ermita es conocida sobre todo por albergar en su interior cuatro pinturas murales de Goya. Allí actuará el músico aragonés acompañado de Enrique Mavilla al piano y bajo y José Luis Seguer en la percusión. Hasta el momento es la única fecha anunciada ya que todavía se encuentra la gira en pleno proceso de contratación.