El Teatro de la Estación abre sus puertas en esta su 24 temporada a compañías internacionales llegadas de Italia, Francia y Portugal gracias a acuerdos con colectivos de los respectivos países; pero también tienen cabida en la programación de este ciclo Estación de Otoño compañías nacionales y alguna propuesta aragonesa, con especial hincapié en la programación familiar.

Las cuatro patas que sostienen a la Estación son la exhibición (la más amplia), la creación con «nuestra compañía, Tranvía Teatro, que es el motor de la sala», ha explicado este jueves Cristina Yáñez, directora del teatro, y otras compañías residentes; la formación (cuenta con 300 alumnos) y las actividades con otros centros.

En cuanto a la exhibición, en los seis primeros meses de la temporada habrá «teatro contemporáneo y revisión de clásicos, danza, teatro infantil, conciertos íntimos y especiales y también cine», ha contado Yáñez. Y aunque no es nueva, la apuesta por la internacionalización es clara, ya que permite «traer compañías de fuera de nuestras fronteras, gracias a redes que vamos trazando con gente como nosotros que nos permite esa movilidad». Por su relación con la Sociedad Dante Alighieri vendrán a la capital aragonesa formaciones italianas; por su participación en el Circuito Ibérico de Teatro (compuesto por 8 compañías portuguesas y ocho españolas), formaciones lusas; y francesas de la mano del Instituto Francés de Zaragoza.

La Estación de Otoño comienza este fin de semana con la compañía extremeña Arán Dramática, que presentarán la versión escénica del éxito literario de Rosa Montero La ridícula idea de no volver a verte, en la que la escritora rinde homenaje a Marie Curie.

En el siguiente fin de semana los italianos Bottega degli apocrifi representan el espíritu de la sala, de internacionalización y formación, ya que pondrán en escena Ucelli, a partir de Las Aves de Aristófanes. La compañía trabajará durante una semana con jóvenes y niños que formarán parte de la representación final. El tema, dos ciudadanos que hartos de la corrupción de su ciudad, Atenas, huyen al país de las ingenuas aves.

La primera actuación de octubre (3) será la titulada Para la libertad, una «mixtura» de poesía y música y teatro, según una de sus impulsoras, Carmen Aliaga, que junto a María Confussion e Inés Ramón unen palabra y sonido contra la violencia de género en una producción que es estreno absoluto. Le seguirán el mismo mes la compañía valenciana Cía Carme Teatre con Las madres presas, la crónica real de dos madres, represaliadas durante la posguerra y que juntas lograron sacar adelante a sus hijos, más de quince. La hija de una de ellas es la autora de la obra. Cía Provisional Danza presentará Quién eres, de Carmen Werner.

El Circuito de creación escénica contemporánea traerá a Cía La Macana (Galicia), formado por un padre y un hijo de bailan juntos y a Cía Cal y Canto Teatro, con Lost dog... Perro perdido, una obra sin texto en el que se muestra la vida con la mirada de un perro. Le seguirán los portugueses Cía Teatro Das Beiras y la música de las francesas Las hermanas Caronni.

En noviembre llegarán a la estación los valencianos Arden producciones, los milaneses Teatro de Pane y Mate (títeres), los portugueses Teatro Art’imagem y la Compañía teatro de Braga, además de Teatro del Norte. El cine estará representado con el Geocaching Internacional Film Festival (17).

En diciembre les tocará el turno a Centro Dramático de Evora, una de las compañías portuguesas más antigua; los vascos Cía Macarena recuerda Shepherd, Provisional Danza, Ultramarinos de Lucas, Compañía Nómada y Daniel Doña con su danza española.

Por su parte, respecto a la creación, Tranvía Teatro estrenará Cannelle. Ocho días de silencio, un espectáculo internacional surgido de una residencia en la Provenza, que reflexiona sobre Europa a partir de un hecho acaecido en el Pirineo aragonés.

Esto la compañía titular de la sala, porque los grupos residentes también preparan proyectos. El coro Iberivoces estrenará en marzo en San Pablo un repertorio de música sacra; y en La Estación, IberiHollywood, sobre bandas sonoras; y El colectivo del texto, un laboratorio de dramaturgia, continúa con su labor tratamiento de textos.

Además, sigue en marcha la Escuela de Formación y actividades con jóvenes como Teatro de Cerca. El arte tiene cabida en los folletos que editan y que en cada estación del año contará con una pintura de Pilar Muniesa.