Hace un par de semanas saltaba la noticia de que los cines Yelmo de Plaza Imperial planeaban su cierre próximamente y se iban a convertir así en víctima de la pandemia y de una crisis del sector que ya viene de años atrás. Definitivamente, hoy será el último día que los cines Yelmo de Zaragoza abran sus puertas ya que, a partir de mañana, permanecerán cerradas sus doce salas después de 13 años proyectando películas.

La llegada de los cines Yelmo a la capital aragonesa en los años de bonanza económica, en el año de la Expo precisamente, supuso el desembarco de una de las grandes cadenas en la capital aragonesa y en un centro comercial que está destinado a seguir creciendo. Con una inversión de siete millones de euros y con la tecnología puntera en su momento (incluía proyecciones en lo entonces revolucionario, que era el 3D), la cadena se instaló en una superficie de 5.000 metros cuadrados y con salas con capacidad para cerca de 3.000 personas

Cuando llegó la pandemia, los cines cerraron como todos los establecimientos y en el proceso de desescalada no fueron los primeros en reabrir. Además, pasada la Navidad del 2020, decidieron volver a clausurar sus puertas esperando una época mejor. El 19 de marzo volvieron a funcionar pero ya solo por tres meses ya que desde mañana los Yelmo ya pasarán a formar parte de la historia de los cines desaparecidos en esta ciudad.