El Partido Popular ha presentado en su sede zaragozana la nueva propuesta para la recuperación cultural de la ciudad y de Aragón. El acto estuvo encabezado por Ramón Celma, presidente del partido en la provincia, acompañado de María Navarro, consejera de Hacienda del Ayuntamiento de Zaragoza; y Pilar Cortés, portavoz de Cultura en las Cortés de Aragón. Andrea Levy, miembro de la ejecutiva nacional y consejera de Cultura del Ayuntamiento de Madrid, también apoyó a sus compañeros en su visita a la capital aragonesa.

Celma estableció el objetivo de «alcanzar los 25 euros por habitante en inversión cultural» y ratificó el compromiso de los populares «con todas las actividades del sector de la cultura». Cortés, por su parte, criticó la distribución de los fondos y aseguró que el Partido Popular «seguirá peleando por conseguir que parte de los fondos de la consejería de Educación se destinen al sector cultural».

Navarro fue la encargada de recordar las medidas y propuestas presentadas por su partido desde el inicio de la pandemia. Con apoyo específico a la cultura local, la consejera certificó «el aumento en un 16% de los presupuestos en cultura, alcanzando un total de 18 millones de euros». La figura de Goya, la proyección exterior de la ciudad y las fiestas del Pilar de este 2021 son la base del nuevo proyecto cultural, como reseñó Navarro.

«Queremos que Goya esté ligado a Zaragoza», señaló la consejera de Hacienda, presentando la intención de que el nombre del pintor aragonés esté más presente en la ciudad. Una ciudad que aspira a ser reconocida en el sector audiovisual, «atrayendo nuevos rodajes cinematográficos» y con el impulso del nuevo festival de cine histórico, que Navarro definió como «un proyecto que quiere ser referencia nacional a corto plazo e internacional en el medio».

Las próximas Fiestas del Pilar son la apuesta más cercana del Partido Popular. Tras un año de parón por la pandemia, Navarro anunció una edición adaptada a las nuevas circunstancias y que aspiran a ser «los mejores Pilares posibles, para subir el estado anímico de los ciudadanos».

Levy puso como ejemplo de acción cultural a Madrid, que es «la capital europea de la cultura». La madrileña concluyó el acto celebrado ayer afirmando que apostar por la cultura es «apostar por el sector que ha sido la vacuna anímica de la ciudadanía durante la pandemia».