Las salas de cine españolas comienzan este lunes su campaña Yo voy al cine que durante cuatro días, hasta el jueves, ofrecerán un precio especial de 3,50 euros por entrada. Con esta campaña el sector «quiere mostrar el agradecimiento de la industria a todos los espectadores que ya han vuelto a disfrutar de la magia de las películas en la pantalla grande durante este último año». Además, la iniciativa buscará fomentar la asistencia a salas de cine de aquellos espectadores que «todavía no han regresado como un hábito social y cultural», además de reivindicar la seguridad de los cines como espacios culturales seguros.

Desde la federación de cines se señala que los meses de verano han dejado los mejores datos de taquilla desde que se reabrieron los cines hace ya más de un año. Para participar en esta acción, los espectadores no tendrán que realizar ninguna inscripción previa. Así, las entradas se pueden comprar desde ayer exclusivamente por internet, tanto en las webs de los cines como en las webs tradicionales de venta de entradas y a partir de hoy tanto por Internet como en la taquilla de los cines. Toda la información del evento está ya disponible en la web www.cineseguro.com.

Hay que tener en cuenta que el aforo de los cines sigue limitado al 75% aunque bien es cierto que con la última flexibilización de las medidas ya se permite consumir palomitas en las salas. Es por eso, debido a que los aforos no están todavía a pleno rendimiento, desde los cines recomiendan que se compren las entradas por adelantado y evitar así, además, posibles aglomeraciones innecesarias en las taquillas.