2020 Feria y toro, SL, una de las mercantiles licitadoras, representada por José Montes y en la que figura el taurino mejicano José Luis Alatorre, en nombre de la Agrupación de Profesionales Taurinos Luchadores (de la que también es presidente el primero y utiliza como instrumento), ha impugnado el pliego de condiciones para la explotación de la plaza de toros de Zaragoza cuyo concurso está en pleno proceso.

En un comunicado, Montes defiende que «el contrato ha sido calificado como privado» mientras que esta agrupación sostiene que «debe ser calificado como administrativo». El empresario, en un ejercicio visionario inusitado advierte además y por anticipado, de que en caso que el recurso sea desestimado «se interpondrá el mismo en el orden jurisdiccional contencioso por entender que el pliego es lesivo para los derechos del empresariado de este sector».

La Diputación de Zaragoza ha confirmado la entrada en el Registro General del escrito de impugnación que, a priori, carecería de motivación y no interferiría en el proceso. No deja de ser sorprendente que el participante de un concurso como este, tras depositar su oferta y no antes, repare en que el pliego de condiciones debería ser recurrido, yendo así contra su propia candidatura.

Documentación

Entretanto, el proceso va superando fases burocráticas. Ayer, la mesa de contratación procedió a la apertura del sobre de contenido administrativo de las siete empresas que depositaron su oferta rechazando inicialmente a cinco e ellas por no cumplir algunos de los requisitos exigidos. Nautalia (Rafael Garrido) y Circuitos Taurinos, del empresario saliente Carlos Zúñiga (hijo), presentaron la documentación en tiempo y forma.

Aunque se trata de reparos menores y fácilmente subsanables, la UTE Tauroemoción-Carmelo García y la asociación BMF-FIT (Chopera y Bailleres) no incluyeron el formulario de aceptación de sometimiento a los juzgados y tribunales de la ciudad de Zaragoza; Montauro, 2020 Feria y toro, Tauroemoción-García y Zúñiga Toros (Carlos Zúñiga, padre) ignoraron la presentación de la cláusula que afecta a la Ley de Protección de Datos.

Las citadas cinco empresas tienen ahora tres días para aportar la documentación requerida y pasar así a la siguiente fase consistente en la baremación de la oferta artística y económica que tendrá lugar el martes 1 de febrero. En dicho acto, basado en un procedimiento meramente aritmético, la oferta que sume mayor puntuación, antes de ser propuesta como adjudicataria, deberá aportar la solvencia artística y económica.

Tal es la deriva del proceso que ya no sorprendería ni es descartable una eliminación de concursantes debido a estos últimos factores.

LA OPINIÓN DE CARMELO MOYA

Los puntilleros

Dignidad para el sector dicen los taurinos pero son los primeros que no se respetan. A la mínima ocasión dan el mitin. Zaragoza es un Belchite taurino solo sujetado ya por cuatro vigas retorcidas y herrumbrosas. Se matan entre sí por el honor de ser el puntillero de la obra de Pignatelli 258 años después. Y lo conseguirán.