Kiosco

El Periódico de Aragón

LA CITA CON LAS LETRAS

Un Día del libro como los de antes

Solo la lluvia ha ensombrecido un poco una jornada espectacular de afluencia y ventas

18

Galería de fotos | Día del Libro 2022 en Zaragoza

Algún estand todavía estaba organizándose cuando los primeros clientes ya estaban dispuestos a comprar un libro. Apenas eran las diez de la mañana y el Día del libro no podía tener mejor augurio. Y es que la mañana de este 23 de abril en el paseo Independencia ha sido “espectacular” con colas de “más de 20 minutos” en algunos estands como el de la Casa del libro, El Corte Inglés o en la editorial Cornoque – Malavida por poner solo algunos ejemplos. La gente ha decidido adelantar la hora del vermú en previsión probablemente de que el día se empeorara y eso ha hecho que se viviera la mejor mañana de la historia del Día del libro. Y eso es mucho decir pero sí está claro que el 2022 será el año en el que se ha vuelto a vivir un Día del libro como los de antes, lluvia incluida.

Hoy era la fiesta del libro y, sin duda, la gente ha vuelto a demostrar que tenía ganas de abrazarse a la literatura y de seguir apostando por una industria que, no hay que olvidar, es una de las que mejor ha soportado la pandemia. La lista de autores que por la mañana se ha encontrado con los lectores ha sido muy larga, desde los foráneos Rosario Raro y Nieves Herrero (que ha causado gran expectación) hasta los de casa que siempre triunfan, Alejandro Corral, Magdalena Lasala, José Luis Corral, Roberto Malo, Bernal (un valor seguro cuando llegan estas citas), Joaquín Berges, Ana Alcolea, Juan Bolea y toda la lista de autores de Leyendas aragonesas inéditas (libro editado por Prensa Diaria Aragonesa)… Sería un error quedarse solo con unos cuantos nombres porque la realidad es que, un año más, se ha vuelto a demostrar que el Día del libro es una fiesta para todos ya que siempre hay obras para cualquier edad y gusto y, sobre todo, algo que valoran mucho los propios escritores, siempre hay un momento para compartir confidencias con sus autores de cabecera. Como hacían esta misma tarde Santiago Morata y Eloy Morera en la editorial Doce Robles.

"Aunque cayera la mundial y tuviéramos que suspender ahora la jornada, probablemente habríamos vendido más que ningún Día del libro"

decoration

Librerías precavidas

La librería París ha sido una de las más precavidas ya que ya han montado su estand mirando hacia dentro, hacia los soportales del paseo Independencia en previsión de la lluvia que anunciaban llegaría seguro (como así fue) y aunque ha impedido quizá una mejor circulación de la gente, lo cierto, es que ha sido uno de los lugares más visitados del día junto a otras de las grandes librerías zaragozanas, Cálamo (que regresaba) y Antígona donde Vera Galindo ha sido una de las triunfadoras del día.

El estand de EL PERIÓDICO DE ARAGÓN ha sido uno de los más visitados. ANDREEA VORNICU

La jornada ha comenzado oficialmente a las 10.30 horas con la inauguración oficial encabezada por el consejero de Cultura del Gobierno de Aragón, Felipe Faci; y el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, a los que ha acompañado el presidente de Copeli, César Muñío. "El sector del libro se merece que el público acuda porque es un sector estratégico. Aquí se concitan librerías tradicionales, las nuevas librerías, las librerías de barrio, editores, un magnífico elenco de escritores aragoneses, y es una buena oportunidad para hablar con ellos", ha asegurado Felipe Faci, mientras que el alcalde Azcón ha señalado que “es un día magnífico para comprar libros, para leerlos uno, para viajar, para regalar a la familia o a los amigos, e invito a todos los zaragozanos que vengan a Independencia, que paseen y que compren un libro, que merece la pena”. Ambos han encabezado una comitiva que ha pasado por el estand de EL PERIÓDICO DE ARAGÓN donde han podido conocer de primera mano la última novedad de Prensa Diaria Aragonesa, Leyendas aragonesas inéditas, que ha sido uno de los libros más vendidos del día.

A pesar de la lluvia, éxito absoluto

Tanta afluencia de gente ha habido por la mañana en Independencia que cuando la lluvia ha hecho acto de presencia por la tarde (y ya no ha parado) no ha cundido la alarmas entre libreros y editores. “Aunque cayera la mundial y tuviéramos que suspender ahora la jornada, probablemente habríamos vendido más que ningún Día del libro”, decían con alegría es el estand de Malavida. Opinión que compartían también en la editorial Doce Robles (“sinceramente, el día ya está hecho”) y, aunque más tímidamente, en otros estands que, a pesar de todo, sí que han lamentado que la lluvia haya deslucido la jornada de tarde.

Compartir el artículo

stats