Kiosco

El Periódico de Aragón

CRÍTICA LITERARIA

La sutil invitación a recoger los frutos de la vida

Ramiro Gairín Muñoz ha publicado su último libro, 'Tiempo de frutos'

El poeta Ramiro Gairín Muñoz.

Resulta agradablemente llamativo comprobar lo bien que se ajustan contenido y continente de Tiempo de frutos, un poemario del zaragozano Ramiro Gairín Muñoz que ha publicado la editorial independiente Piezas Azules. La edición está repleta de detalles de buen gusto, y a los poemas les acompañan las ilustraciones del artista Lalo Cruces, insertadas limpia y cuidadosamente en el sitio justo y adecuado.

Ese diseño del libro que consigue transmitir una inteligente sutileza desde la sencillez aparente tiene su reflejo en los versos que contiene. Es Ramiro Gairín un poeta que suele partir del detalle, y que no necesita de la grandilocuencia, sino más bien al contrario, y sus versos tienen la aparente facilidad de lo que se ha trabajado mucho. Como un miniaturista de una cotidianeidad doméstica y familiar labra sus poemas, dejándose seducir por el entorno más cercano e invitando al lector, sin alzar la voz pero con todo el conocimiento del mundo, a que también lo disfrute.

Ramiro Gairín va descubriendo ese mundo a base de retazos impresionistas, como pinceladas que rozasen un lienzo pero dejasen en él el trazo más adecuado, "porque hay que poner todo cuanto somos / en lo mínimo que hagamos / según dice un poema". En este escenario, que el poeta haya abolido los signos de puntuación e incluso la mayúscula de comienzo de cada poema va más allá del experimentalismo vacuo, y se armoniza con ese fluir de palabras y sensaciones que van construyendo el poemario.

Se convierte así Tiempo de frutos en una llamada a degustar esas briznas de plenitud que la vida guarda siempre entre los pliegues de su ropa, aunque a veces cueste encontrarlas. Resulta significativo que en un par de ocasiones, y no sin algo de ironía, cite Gairín a Epicuro, no tanto por dejarse llevar por el hedonismo sino porque sabe que ahí afuera está la felicidad, todavía más sabrosa si se encuentra en compañía: "saber que ahora es eso lo que importa / y saberlo los dos". 

Compartir el artículo

stats