Kiosco

El Periódico de Aragón

ESTE VIERNES A LAS 21.00 HORAS

Mägo de Oz actúa en Zaragoza: "Somos la cara amable del heavy metal en España"

La mítica banda presenta este viernes en el Teatro de las Esquinas de Zaragoza su decimocuarto disco de estudio, 'Bandera negra'

Imagen promocional de la gira con la que Mägo de Oz ha recorrido EEUU y Latinoamérica y que ahora llega a España.

El folk-metal de Mägo de Oz aterriza este viernes en el Teatro de las Esquinas de Zaragoza. La mítica banda liderada por el batería Txus di Fellatio presentará su decimocuarto disco de estudio ('Bandera Negra') con un concierto que llega totalmente rodado tras haber visitado más de 30 ciudades en Estados Unidos y Latinoamérica. En la Arena de Ciudad de México, por ejemplo, congregaron a 19.000 personas y en Nueva York o Los Ángeles lograron colgar el cartel de no hay billetes, cifras y datos que demuestran la fidelidad de los seguidores de la banda.

Y es que, tras casi 35 años de trayectoria, el éxito comercial de Mägo de Oz está lejos de toda duda. Como recuerda Txus di Fellatio a este diario, el punto de inflexión llegó en el año 2000, con la canción 'Fiesta pagana', de su álbum 'Finisterra': «Nos ha costado mucho, pero sí, ahí explotó todo. De todas formas, desde el principio tuvimos una clara vocación comercial. Siempre quisimos mezclar la dureza del heavy metal con estribillos muy comerciales y con mucha melodía, y lo cierto es que no entendemos esa connotación peyorativa del término comercial. De hecho, el día que dejemos de serlo, habremos fracasado».

Su vocación de llegar al gran público comenzó a fraguarse ya en la adolescencia del líder de la banda. «Cuando tenía 15 o 16 años yo escuchaba a Scorpions, Bon Jovi o Europe y todo eso ha influido en que ahora seamos la cara amable del heavy metal en España. Siempre quise acercarme mucho más a Bon Jovi que a Slayer», subraya.

Su concepción del rock les ha llevado a llenar estadios y también a ser la puerta de entrada a otros grupos. «Muchos fans nos dicen que empezaron a escuchar heavy gracias a nosotros y es algo que te llena de orgullo. Siempre digo que engañamos un poco a los oyentes porque, aunque no lo crean, en el fondo están escuchando metal. Si escuchas 'Fiesta pagana' y le quitas la flauta y el violín ahí hay guitarras con mucha distorsión», señala el líder del grupo.

Aunque mantienen su reconocible sello desde los orígenes, Mägo de Oz ha ido introduciendo pequeños matices y cambios con cada nuevos disco. 'Bandera negra', su decimocuarto álbum de estudio, no es una excepción. «En 2019 publicamos 'Ira Dei', un disco doble con canciones muy largas y elaboradas, un poco oscuras y con muchos arreglos orquestales, así que nos apetecía hacer un álbum más desnudo y directo en ese sentido, Además, queríamos que fuera divertido para ir en contra de todo esto de la pandemia», explica.

Cuerda para rato 

El álbum incluye hasta un ska ('Tu madre es una cabra') en el que ha colaborado la banda La Pegatina. «Siempre hemos querido divertirnos y mezclar muchos estilos. Eso es lo que nos diferencia de otros grupos de heavy españoles más puristas. Nunca me ha gustado encajonar la música. Para mí solo hay dos cajones: la música buena y la mala», sostiene el batería de 52 años, que mantiene intacta su pasión: «Aún me veo con ganas, ilusión y fuerzas. Eso sí, ya estamos en la segunda parte del partido y no quiero llegar a la prórroga ni por supuesto a los penaltis. No me veo con 65 años encima del escenario».

Con el partido en juego y 52 fechas este año en España, el grupo desembarca este viernes en Zaragoza con un concierto para el que apenas quedan unas pocas entradas. En las Esquinas se escucharán sus temas más míticos, pero también siete de su último disco. «Nos gusta presentar lo nuevo porque no queremos vivir del pasado. De hecho, nos encanta hacer fans nuevos y ver a chavales con sus padres, porque eso habla muy bien de la salud del grupo», concluye. 

Compartir el artículo

stats