Todavía se veía gente vestida de goyesca en la plaza del Pilar (entre ellas, la vicealcaldesa Sara Fernández) cuando Francisco Bayeu ha salido al escenario situado junto al conjunto escultórico de Pablo Serrano para desvelar una de las sorpresas más esperadas de estas recién creadas Fiestas Goyescas, los gigantes de Francisco de Goya y su mujer, Josefina Bayeu. Con mucha expectación e intriga y, como si fuera un truco de magia, el telón se ha descorrido y ha aparecido un espectacular Goya con su sombrero de copa, su pincel y su paleta, acompañado de su mujer. No iban del brazo por razones evidentes pero ambos han recibido una sonora y cálida acogida (hoy más que nunca) de los zaragozanos que, a pesar de las altas temperaturas, han acudido a la llamada de los gigantes.

Goya y Josefina Bayeu son obra de dos mujeres ya que el diseño ha sido realizado por Ana Nicolás mientras que vestimenta lleva el sello de Ana Sanagustín, un trabajo de alto nivel según se ha podido comprobar en un día histórico por muchos motivos, los ya contados, pero también porque por primera vez en la comparsa municipal de Zaragoza una mujer, Asun Sancho Serrano, portaba un gigante por lo que el día se ha escrito en femenino.

Por lo tanto, era una fecha histórica, un día grande porque la comparsa de gigantes incorporaba a dos nuevos miembros y por eso la tarde ha contado con invitados especiales, la comparsa de gigantes de Teruel y, además de la vicealcaldesa Sara Fernández, tampoco se ha perdido el acto la alcaldesa infantil Leyre Sánchez.

Pasacalles festivo y colorido

Y tras el bautizo en sociedad de los grandes protagonistas de la tarde ha empezado la verdadera diversión para los más pequeños, el pasacalles de las dos comitivas de gigantes lideradas, como no podía ser de otra manera, por Goya y Josefina Bayeu, al ritmo que marcaba la Asociación de Gaiteros de Aragón. No estaban los cabezudos así que la marcha ha sido mucho más tranquila (no hubo carreras) y hasta festiva por un recorrido que ha transcurrido por la calle Don Jaime I, Espoz y Mina y calle Alfonso I hasta llegar de nuevo al Ayuntamiento de Zaragoza en la plaza del Pilar donde dormirán los gigantes.

El bautizo de estos nuevos gigantes ha sido, sin duda, uno de los actos más multitudinarios de la segunda jornada de estas fiestas Goyescas que concluirán con el concierto de b vocal y dos nuevos pases del videomapping Goya. El trazo maestro, pero no el único acontecimiento del día.

Muro de arte para jóvenes

Por la mañana, el incombustible Sergio Muro ha instalado un Muro de arte para jóvenes en la calle Santiago de Zaragoza para invitar a los jóvenes a que dejaran su arte con temática abierta pero con inclinación hacia Goya. Una actividad artística que se ha cerrado con bastante éxito y que ha precedido al concierto de La chaminera en el escenario de la Delegación de Gobierno que ha tenido que lidiar con el Sol y el calor para facturar un concierto con la mirada del pintor de Fuendetodos en el horizonte.

Ya por la tarde, y antes de que la expectación se desplazara hacia los gigantes de Goya y su mujer, la plaza del Pilar ha vuelto a acoger la actividad Museo en vivo que tanto éxito tuvo en su primera edición. En ella, se recrean varios de los cuadros más famosos del pintor de la mano de voluntarios, recreacionistas y actores, entre ellos, el que representa a Goya.

A todo esto hay que sumar todas las visitas que sigue recibiendo el minicampamento napoleónico instalado en la plaza del Pilar y el photocall que se ha revelado como uno de los principales atractivos turísticos ya que hay colas para inmortalizarse con las copias de los cuadros del pintor instalados para tal fin. Las Fiestas Goyescas encaran así este domingo su último día en una primera edición de la cita que debía servir para testar la respuesta de la ciudadanía ante estas recuperadas Fiestas de primavera.