El Sonna Huesca afronta otro fin de semana cargado de música. El certamen, que echó a andar el pasado 8 de julio y concluirá el próximo 10 de septiembre, aterriza hoy en el Salto del Bierge, donde actuará el dúo aragonés Ixeya. El concierto, programado a las 20.00 horas, contará con un aforo de 200 personas.

Aunque el Sonna mantiene la vocación de festival gratuito, la cita continúa con el sistema de reserva de plazas con un coste mínimo para el usuario, con el fin de evitar las adquisiciones aleatorias o indiscriminadas. De este modo, para asistir a la mayoría de las actuaciones es necesario el pago de 1 euro para reservar la plaza, desde la página web dphuesca.es/sonnahuesca.

El Sonna se desplazará mañana, sin salir de la comarca del Somontano, hasta la ermita de la Carrodilla de Estadilla para ofrecer el recital de Rumbo Tumba. Se trata del proyecto de música electrónica del artista argentino Facundo Salgado, un hombre orquesta que ejecuta, graba y mezcla una curiosa variedad de instrumentos artesanales nativos de América del Sur.

Para cerrar el último fin de semana de julio, el Sonna ha programado el domingo en la ermita de la Bella de Castejón del Puente un concierto del dúo asturiano, L-R. El grupo formado por Leticia González (voz y percusión) y Rubén Bada (guitarras eléctricas) reinterpreta la música tradicional asturiana mediante la fusión de instrumentos tan diferentes como la pandereta y la guitarra eléctrica.

El lugar elegido para acoger este concierto es la reconstruida ermita de la Bella de Castejón del Puente, que se estrena como escenario del Sonna Huesca, al igual que las del resto del fin de semana.

Miguel Ríos y Antonio Orozco, que actuarán el 9 y el 10 de septiembre en la Cartuja de las Fuentes de Sariñena, encabezan el cartel de este año, en el que también hay espacio para artistas internacionales como la argentina Sofía Rei o los franceses de De La Crau y Cyrille Brotto.