Kiosco

El Periódico de Aragón

FERIA TAURINA DE LA ALBAHACA

Sonrojante doble puerta grande para Perera y Rufo en Huesca

El Juli también pasea una oreja ante toros de El Torero, encierro con un notable fondo de raza

Miguel Ángel Perera y Tomás Rufo han salido por la puerta grande en la tercera de la Feria de la Albahaca en Huesca.

En la tercera corrida de la Feria de La Albahaca en Huesca los efluvios de la fiesta cambiaron de territorio. Con las peñas afectadas por cuatro días de entrega total, sospechosamente quedas, la euforia se instaló en la sombra, generalmente más comedida pero irreconocible esta tarde, rompiendo el último dique de contención de la razón, el rumbo y el prestigio de este coso.

La presidencia, ocupada por Carolina Chaves y compañía, desbordando la pañolada por el antepecho del palco principal sin freno ni rubor, rebasó con mucho el escenario menos exigente. Si fue generosa otorgando la oreja a Perera en su primer toro, con el que ni siquiera empató, en el de las dos orejas todavía fue más allá en el despropósito.

Era un animal de El Torero prototípico de Huesca, con su volumen y su cara en el que el extremeño tiró más de lo accesorio que de lo fundamental, falto de compromiso real, enfocado en los alardes y olvidando los cánones básicos del toreo: citar de adelante a atrás, de arriba a abajo, de fuera a dentro…poderle, en fin. O intentarlo, al menos. Quiá.

Si fue generosa otorgando la oreja a Perera en su primer toro, con el que ni siquiera empató, en el de las dos orejas todavía fue más allá en el despropósito

decoration

Mas como lo cazó con la espada se llevó las 'peludas'. Igual que Tomás Rufo, aire fresco en el escalafón, mimbres que presagian cosas buenas y ayer el más desfavorecido en el sorteo. Porque el sexto se rompió en un puyazo en el que metió los riñones de verdad, largamente, antes de rendirse. Rufo lo sacó al centro del ruedo para ver cuánto duraba. ¿Una? ¿Dos series? Y el toro fue acobardándose poco a poco hasta pararse del todo. En ese escenario no cabía más que tirar de temple, recursos y toreo en línea paralelo a las tablas. La estocada contribuyó al estrambótico doble premio.

En medio de todo ello, un Juli suficiente y a medio gas –para qué más- le cortó una oreja un buen toro primero, al que trajinó sin brusquedad exprimiendo hasta la última embestida, sobre todo por el lado izquierdo.

En medio de todo ello, un Juli suficiente y a medio gas –para qué más- le cortó una oreja un buen toro primero, al que trajinó sin brusquedad exprimiendo hasta la última embestida

decoration

Ese tono complaciente impidió ver de verdad un cuarto toro con movilidad y alegría en sus embestidas al que Julián López sacó de inicio a los medios donde lo pasó una y otra vez, pivotando su figura sobre el eje del talón de adentro. Allá no hubo discusión ni querella sino toreo perfilero con todo a favor del viaje del toro. Un ir y venir.

A ver si ahora vamos a echar de menos el protagonismo de las peñas. El mundo al revés.

LA FICHA

Toros de El Torero. El Juli (oreja y silencio); Miguel Ángel Perera (oreja y dos orejas); Tomás Rufo (ovación y dos orejas). Casi lleno.

Compartir el artículo

stats