Kiosco El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

NOVEDAD EDITORIAL

Rodrigo Cortés (publica 'Verbolario'): "Un mundo en el que todos dijeran la verdad sería invivible"

El cineasta y escritor presentó el pasado miércoles en Zaragoza su nuevo libro, una recopilación de términos que él mismo ha redefinido durante los últimos años

Rodrigo Cortés, durante su visita a Zaragoza del pasado miércoles. Jaime Galindo

El cineasta Rodrigo Cortés siempre ha estado empeñado en desenmascarar la verdad oculta tras cada palabra. Por ello, lleva siete años recogiendo algunos de los términos que él mismo redefine en el diario 'ABC'. Una forma de dotar a cada expresión de su significado real, aportando su punto de vista y, seguramente, el de muchas de las personas que le rodean. Ahora, Cortés ha ido un paso más allá y ha publicado 'Verbolario' (Random House), un recopilatorio con varias de sus redefiniciones que, según su autor, "tiene su propia música, como una narración invisible de la que se deduce una especie de vibración o mirada".

Sin embargo, ordenar alfabéticamente su terminología tan solo supone "un 60% del trabajo". El resto, afirma Cortés, "ha sido revisado y recompuesto". "Se ha retrabajado la música del libro para evitar recurrencias estructurales y sonoras, o palabras demasiado colindantes", prosigue el autor, quien asegura que, "una vez el alfabeto ordena las cosas por ti", comienza su verdadero trabajo: "Sobrevuelas el paisaje una y otra vez hasta que te aseguras de que la fluidez es máxima".

En cualquier caso, Rodrigo Cortés asegura que no lleva a cabo esta tarea por ningún tipo de necesidad. "El gran poder de este libro es que es radicalmente inútil. Y creo que algunas de las cosas que más importan no sirven para nada", explica, a la vez que admite sentir "un gran respeto" por el trabajo de academias, filólogos y lingüistas, pues para que él pueda escribir sus términos "alguien ha tenido que hacer el trabajo sucio", aunque sí reconoce que 'Verbolario' hace algo muy distinto: "Es una enmienda amistosa al diccionario. Más que definir las palabras, las desnuda, les arranca una confesión".

Espíritu de la contradicción

Aunque, eso sí, su verdadera intención es, por encima de todo, "divertirme". "Quiero demostrar que no solo jugamos con las palabras, sino que ellas juegan con nosotros. Contemplarlas desde diferentes ángulos y, desde luego, no emitir ningún tipo de verdad, y mucho menos definitiva", comenta. Tanto es así que muchos de los términos de 'Verbolario' "son contradictorios e incluso excluyentes entre sí", algo premeditado que busca generar en el cerebro del lector un "pequeño cortocircuito, sin tratar de dar ninguna lección". Un espíritu de la contradicción que es una condición sine qua non de la condición humana, algo que casa muy bien con el lenguaje, el cual sirve "tanto para desvelar cosas como para ocultarlas".

"El humor no siempre es divertido, pero propone cierta indulgencia ante nuestros defectos"

decoration

Siguiendo ese espíritu humano contradictorio, Rodrigo Cortés destaca que no le encuentra demasiadas ventajas a mirar de frente al verdadero significado de las cosas, sino que simplemente "resulta más divertido, lo que es una ventaja en sí misma, aunque es cierto que cuando contemplas una realidad común desde un ángulo distinto, descubres cosas de ti". Y es que, prosigue Cortés, en ocasiones "exagerar las cosas permite verlas". "Cada estímulo que contemplas más allá del hábito te devuelve una imagen inesperada de ti mismo. El hábito nos convierte en ciegos funcionales", expone el autor.

Un significado que ya conocemos

Con todo, el autor de 'Verbolario' no cree que huyamos de ese verdadero significado que él trata de revelar, sino más bien lo contrario, ya que "todos tenemos una tendencia natural a la ironía y al eufemismo". De igual forma, sostiene que esto se debe a que "casi nadie soportamos un mensaje en toda su crudeza", por lo que "un mundo en el que todos dijeran la verdad sería invivible". En ese sentido, Cortés asevera que el lector, cuando lea alguna definición, su pensamiento por dentro será: "Es verdad".

"El gran poder de este libro es que es radicalmente inútil. Y creo que algunas de las cosas que más importan no sirven para nada"

decoration

Asimismo, el escritor define el humor, un tono que emplea a lo largo de todo el texto, como una "perspectiva" más. "El humor no siempre es divertido, pero propone una distancia y una cierta indulgencia ante nuestros defectos y debilidades", expresa convencido. Tanto es así que Cortés asegura "desconfiar" de cualquier cosa que no tenga humor, ya que, en gran medida, "cuando se define una palabra se emplea algo muy parecido al instinto cómico".

Por último, la conclusión a la que llega el autor tras publicar su 'Verbolario', fiel a sus principios, es que no hay ninguna, algo que él mismo reconoce "eludir". "No trato de dar ninguna lección, ni siquiera es un proyecto acabado. El libro demuestra que la lengua está viva y, por tanto, no tiene fin. Para disfrutarlo no es necesario saber escribir, el único requisito es saber leer", concluye

Compartir el artículo

stats