Kiosco El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

El galardón a la mejor obra inédita en castellano

Luz Gabás (ganadora del Planeta): "La épica no estaba en lo que perdimos en América, sino en lo que ganamos en Europa"

La escritora aragonesa ha estado este lunes firmando ejemplares de 'Lejos de Luisiana' en el Corte Inglés

Luz Gabás, esta tarde en el Gran Hotel de Zaragoza. Jaime Galindo

La aragonesa Luz Gabás recibió el pasado octubre el premio Planeta gracias a su última creación, 'Lejos de Luisiana'. Una novela que fue seleccionada entre las 846 presentadas –récord de participación– y que ahonda en una parte de la historia española desconocida para la mayoría: las cuatro décadas de presencia en la enorme Luisiana.

¿Qué supone recibir un premio de esta magnitud?

Es un subidón, me siento muy satisfecha. Esa es la palabra, contenta y satisfecha.

¿En qué momento del proceso creativo se dio cuenta de que había escrito una gran novela?

Este año. En enero ya la estaba puliendo, y cuando terminé la nota de la autora vi que entraba en fechas y que era el momento. Me di cuenta de que había escrito una novela importante. Ese pálpito lo tuve.

¿Por qué nació esta novela? ¿Cuál fue su primera aproximación a una historia tan singular?

Analizándolo a toro pasado, hay tres afluentes. Primero, estudié historia en California un año, así que tengo una relación con Estados Unidos. Sabía que España había estado por California, Texas, Florida y Luisiana, pero solo eso, titulares. Por otro lado, la madre de la familia con la que viví era en parte cherokee, y algo también se quedó por ahí. Por último, Pérez-Reverte me pidió un relato para Zenda, algo muy concreto sobre el papel de España en la independencia de los Estados Unidos. Lo tenía más bien olvidado, solo sabía esos titulares de los que te hablaba, y decidí fijarme en la mujer de Bernardo de Gálvez, que quizá fue el personaje español más importante ahí. Decidí escribirlo desde su punto de vista, y el relato no era muy largo, pero la historia me estaba enganchando.

Hablemos del contexto. ¿Cómo era la Luisiana de finales del siglo XVIII?

Luisiana ahora es un Estado, pero en aquel entonces era como diez. Iba desde el golfo de México hasta casi Canadá, y al oeste no se sabía donde acababa. Cuando Francia, por motivos políticos, cede el territorio a España, los criollos franceses enloquecen y se levantan en armas. Echan al primer gobernador y su sustituto ya toma posesión del territorio con ayuda militar. Solo ese comienzo ya lo veía en novela, y además tenía que estar completo, porque ahí se ve como se minó la convivencia entre unos y otros.

"Soy curiosa, y eso lo aplico en mis novelas. Me gusta saber qué pasó, cómo pasó y cuáles eran los puntos de vista"

decoration

¿Por qué cree que no conocemos tanto de la presencia española en Norteamérica?

Como mucho se piensa en 200 años antes, cuando iban los adelantados a la Florida, California o Texas. Eso más o menos suena. Pero creo que fue muy poco tiempo, 40 años son pocos. España, al fin y al cabo, adoptó la forma de gobernar francesa, su código negro de esclavitud. Cambió alguna cosa, pero apenas quedan. Además, la historia de EEUU la escribieron los americanos con el western. También hay otra cuestión a tener en cuenta, y es que Bernardo de Gálvez, que llegó a ser virrey de Nueva España, murió muy joven, y las siguientes generaciones ya estaban en Europa contra Francia. La épica no estaba en lo que perdimos en América, sino lo que ganamos en Europa contra Napoleón.

Irremediablemente, tendemos a mirar al pasado con ojos del presente. ¿Es complicado distanciarse para escribir una novela así?

Es complicado porque soy consciente del punto de vista de nuestra época, sobre todo en la gente joven. Ahora hay una política de cancelación y revisionismo histórico con los ojos del presente. Yo soy más profesora, curiosa y reflexiva. Miro atrás para aprender. No soy capaz de recordar, ni siquiera en mi propia vida, ni con rencor ni con excesivo orgullo. Y esto lo aplico a lo que estudio para mis novelas. Me gusta saber qué pasó, cómo pasó y qué puntos de vista había. Porque, ¿qué es la verdad? La vida es una interpretación de cosas. Yo puedo estar equivocada, tú puedes estar equivocado. Si esto lo tenemos claro, igual somos capaces de dialogar más y no estar tan enfrentados.

¿Y cómo era la convivencia entre esos puntos de vista?

Es curioso porque las tribus nativas fieles a los franceses se mantuvieron fieles a los españoles. Las lealtades estaban basadas en ver quién me molesta menos. Los franceses eran pocos, y si los españoles también lo eran, no les preocupaban. Pero cuando empieza la guerra de la independencia de las 13 colonias contra los ingleses es cuando se ponen a prueba las lealtades, porque ya hay otro enemigo. Si ganaban los americanos, empezaba la conquista del oeste. Esto los nativos lo veían, pese a que en las películas no los reflejan muy brillantes, siempre infravalorados. Leyendo los textos, sí que percibo cierto paternalismo (de los españoles) a la hora de hablar de ellos, pero no eran tontos. Cuando ganan los americanos la guerra, los nativos plantearon dilemas tremendos con los que he aprendido mucho. La verdad es que la historia de los nativos americanos está cargada de tristeza.

"Creo que todos los sentimientos y preocupaciones son comunes, pero matizados por el contexto"

decoration

¿Y es difícil reflejarlo desde fuera?

Los escritores tenemos la habilidad de meternos en el alma de las personas, y estoy muy contenta del personaje de Ishcate. Es un joven que conoce las costumbres francesas, y es muy consciente de lo que va a pasar. Aquí en el Pirineo también hemos vivido la transformación de la tradición a la modernidad, con todas las renuncias que ello implica.

¿Hasta qué punto ha influido esa experiencia pirenaica?

Como te decía antes, todo son pinceladas en la vida. Sin duda hay algo de eso en la forma de ser capaz de entender a los nativos, salvando las grandísimas distancias. Creo que las preocupaciones y los sentimientos de los diferentes lugares son muy comunes, pero matizadas por el contexto. El amor es intenso aquí y en cualquier parte y época, y con las cuestiones del arraigo al territorio sucede lo mismo.

La novela histórica, aunque sea ficción, sucede en contextos reales. ¿Es una buena forma de aprender?

Es muy útil. No nos da tiempo en una vida a aprender ni una décima parte de la historia de la Humanidad. El escritor, lo que hace, es una pequeña tesis doctoral. He conocido casos de mucha gente joven que empieza a leer porque se engancha a una novela histórica. Algo de cultura se queda. No serán eruditos, pero es que ese no es el objetivo.

"No nos da tiempo en una vida a aprender ni una décima parte de la historia de la Humanidad. El escritor, lo que hace, es una pequeña tesis doctoral"

decoration

En este caso, ¿cuánto tiempo le costó inmiscuirse en un contexto del que se ha hablado tan poco?

Fueron casi dos años leyendo como si estuviese preparando una tesis doctoral. En 2020 empecé a escribirla. Con la pandemia pude sentarme muchos meses seguidos sin interrupción.

¿Le gustaría que se continúe hablando sobre esta parte concreta de la Historia?

Es posible que suceda, pero yo no creo que lo haga. Cuando acabo un tema, lo cierro y a por otro. No lo puedo evitar, y eso que se me ocurren un montón de 'spin-offs'.

¿Y ya ha germinado algún nuevo tema?

Voy pensando cosas, pero no por obligación. Me ha pasado con las otras novelas. He estado tan enganchada a esta que tiene que volar y alejarse un poco.

Compartir el artículo

stats