Kiosco El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

Novedad editorial

Eloy Moreno (publica 'Cuando era divertido'): "El tema del sexo es muy incómodo de hablar, sobre todo cuando no lo hay"

El escritor castellonense ha presentado esta semana en Zaragoza su última novela

Eloy Moreno, el pasado jueves en el Gran Hotel de Zaragoza con su último libro, 'Cuando era divertido'. Jaime Galindo

Eloy Moreno estuvo el pasado jueves en Zaragoza con su última novela, 'Cuando era divertido' (Ediciones B), publicado el pasado 17 de noviembre. Un libro en el que el afamado escritor castellonense habla sobre asuntos que conciernen, como él mismo reconoce, a toda la sociedad: el fin del amor en las relaciones de pareja.

Define esta novela como la más personal de las que ha escrito.

Es la más personal, sobre todo porque es la más real de todas. Son historias que todo el mundo ha vivido, y al leer el libro la gente se mete dentro. Es personal, pero no en lo referente a mí, sino a la gente que me rodea.

También la más incómoda y necesaria.

Sí, a mucha gente le está siendo incómoda por el tema. Hablo de lo que le pasa a muchas personas, que a veces se oculta. En la novela aparece la pregunta de cuánto tiempo puede estar una pareja sin hacer el amor, y eso pica mucho. Imagina que el que lo lee está en esa situación, y mira a su pareja y piensa: ‘Es verdad, esto me está pasando’. Tiene muchos momentos incómodos.

¿El proceso de documentación se ha limitado a esa observación de su entorno?

También he hablado con psicólogos matrimoniales que me han contado muchos casos de cuando una relación se acaba. El cómo se acaba, quién se siente más culpable o menos… Todo ello sumado a las experiencias de amigos cercanos y no tan cercanos. Por ejemplo, mis protagonistas se llevan muy bien de cara a la galería, pero por dentro ni siquiera se hablan. Empiezan siendo compañeros de vida y acaban convirtiéndose en compañeros de piso, que eso pasa mucho en las relaciones.

El tema central, evidentemente, es el fin del amor. ¿Cuándo cree que es palpable?

Cuando ya solo hay rutina, cuando el hogar se convierte en una casa. He conocido a personas que se quedan más en el trabajo porque no les apetece ir a casa. Ahí te das cuenta de que se ha roto el amor. Lo que pasa es que mucha gente lo mantiene por la rutina, o por los hijos. O por la hipoteca, que une mucho a una pareja (ríe). Hay muchos motivos para no separarse.

Habla de los hijos, pero hoy en día la situación ha evolucionado. ¿Hasta qué punto influyen en esa decisión de no separarse?

Es verdad que hoy en día es mucho más fácil, pero la excusa es que, si son muy pequeños, les va a venir mal; si son más mayores, ya se enteran de todo y es peor; si ya son adolescentes, resulta que es la peor época… Sirven de excusa hasta que llega una tercera persona, que es cuando todo eso se olvida.

"He conocido a personas que se quedan más en el trabajo porque no les apetece ir a casa. Ahí te das cuenta de que se ha roto el amor"

decoration

¿La ausencia de sexo es un síntoma o una causa?

Es un síntoma de que algo pasa, cuando deja de haber atracción. Sobre todo cuando dos personas se despiertan en la misma cama y se preguntan que qué hacen ahí. O cuando utilizan al niño pequeño como una especie de trinchera, una excusa para no hacer nada. Pero es un síntoma de que algo no funciona bien ya.

Pero en el libro hay varias escenas explícitas de sexo, incluso alguna de ‘voyeurismo’. ¿Eso lo hace más incómodo?

Hay una escena que puede ser muy incómoda, en función de en qué momento se encuentra la pareja que lo está leyendo. Es la escena en la que escuchan a los vecinos haciéndolo. Imagina lo incómodo que puede ser para alguien que lo está leyendo y le pasa esto. El tema del sexo es muy incómodo de hablar, sobre todo cuando no lo hay.

¿Influye en esa incomodidad la generación a la que pertenece cada lector?

No. Quien está bien con el sexo lo dice abiertamente. El problema es cuando no lo estás, pero no creo que sea un tema generacional. Ahora en las redes sociales se cuenta todo. Un día pregunté en Twitter cuánto tiempo podía estar una pareja sin hacer el amor, y la gente contestaba de todo. No creo que haya un tabú ahí.

"El tema del sexo es muy incómodo de hablar, sobre todo cuando no lo hay"

decoration

Es necesario hablar de ello, por tanto. Mencionaba antes a los psicólogos matrimoniales.

Claro, porque llega un punto en el que uno de los dos sigue queriendo al otro, pero el otro no, y ahí está el problema. El sexo solo es una parte más, en una relación influyen muchas otras cosas. Cuando sientes eso es como si te faltase algo, y mucha gente acude al psicólogo en busca de esa ayuda.

En el caso de sus dos protagonistas, ¿en qué momento asumen que se les ha acabado el amor?

Aunque ellos se han dado cuenta antes, ninguno lo quiere reconocer. Hay una frase muy típica que se dicen entre ellos, ese momento en el que dicen: 'Esto le pasa a todas las parejas'. Esa es un poco la excusa, y hasta ahí parece que lo asumen. Pero en el momento que entra una tercera persona, y uno de los dos ve que tiene algo que no tenía, es cuando se dan cuenta realmente.

Ambos protagonistas se llaman Ale, y no queda claro quién es el/la infiel. ¿Por qué decide narrar así la historia?

Porque no quería que nadie prejuzgase. Hay lectores que piensan que es él, y lectores que piensan que es ella. Y no lo pone en ningún sitio, pero lo asumen indirectamente. Eso es porque se han metido en su propia situación personal.

Imagino que escribirlo así es más complicado.

Muchísimo, hay que obviar detalles y adjetivos que delatarían. No puedo poner si está contento o contenta, sino que tengo que poner que está alegre, que sirve para los dos (ríe). Cuando lo terminé, hicimos varias correcciones, únicamente buscando si había algún momento en el que se podía interpretar una cosa u otra. Hubo dos o tres fallos que corregimos, pero ha sido complicado.

Pero en su cabeza también tendrá una idea de quién de los dos está hablando.

Intenté ir cambiando para que no pasara eso. Si tuviese esa idea, al final se notaría. Entonces, en un capítulo era él y en otro era ella.

Su escritura también es muy peculiar, con escenas cortas, de mucha acción, en lugar de capítulos largos.

Me gustan mucho los capítulos cortos. Empecé escribiendo en blogs y en Twitter, donde todo es mucho más breve. A mí también me agobia leer un libro que es todo letra, letra y letra. No me gusta eso. También lo hago por mí, porque me resulta más cómodo.

"A mí también me agobia leer un libro que es todo letra, letra y letra"

decoration

Hasta hoy, sus libros han sido éxitos rotundos. ¿Qué primeras sensaciones tiene con este último?

Estamos muy sorprendidos, porque al estar un poco restringido en edad, pensábamos que iba a arrancar más flojo, y ha sucedido lo contrario. Es el que más fuerte ha empezado en los últimos diez años. Creemos que es por el tema, porque le toca a todo el mundo.

¿Ya está pensando en nuevos proyectos?

Al año que viene me centraré en temas audiovisuales, porque vamos a hacer una serie sobre ‘Invisible’ y empezamos el rodaje en enero. No lo he vivido nunca, y me apetece centrarme un poco en eso.

Compartir el artículo

stats