Kiosco El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

Del 15 al 21 de diciembre

Pilar Almalé recupera a compositoras olvidadas con un nuevo ciclo

El Festival de Mujeres en la Música Antigua ha sido presentado este miércoles en el museo Pablo Gargallo

Pilar Almalé y Ana Puyol, en la presentación del ciclo este miércoles. Ángel de Castro

La música antigua, como cualquier disciplina artística, borró de su historia a muchas compositoras que, por un motivo u otro, quedaron relegadas al anonimato más absoluto. Por ello, la zaragozana Pilar Almalé se propuso, ya desde su trabajo final de grado -cursó estudios de viola de gamba en Vigo-, recuperar sus legados. Ahora, Almalé ha presentado la primera edición del Femmaz (Festival de Mujeres en la Música Antigua), un ciclo que nace con la vocación de darles voz a todas ellas.

"Existe una necesidad por poder escuchar música de compositoras que hoy son desconocidas, pero que en su día fueron muy valoradas", ha explicado Almalé en la presentación del Femmaz, celebrada este miércoles en el museo Pablo Gargallo. Y es que, tal y como contextualiza la artista zaragozana, las mujeres de épocas como el Renacimiento o el Barroco se veían relegadas a las labores domésticas cuando se casaban, por lo que abandonaban sus estudios de forma prematura. Así, tan solo las monjas en los conventos o, de forma excepcional, mujeres con permiso de sus maridos (normalmente músicos) podían desarrollar su talento.

Con todo, no fueron pocas las que lograron dejar cierto legado de una forma u otra. Un ejemplo fue Anne Rochette, música francesa del siglo XVIII que, con tan solo 19 años, escribió un manuscrito -probablemente, privado-, aunque tras su boda se le perdió la pista a nivel artístico. A la artista francesa, precisamente, es a quien está dedicada esta primera edición. "Estamos sacando las melodías de su manuscrito y armonizándolas", ha asegurado Pilar Almalé, quien ha apostillado en ese sentido: "No solo vamos a tocar música antigua, sino que hemos adaptado a géneros como el jazz las melodías de Rochette. También queremos acercarla al público joven".

Obstáculos casi insalvables

En cualquier caso, la música no dejaba de ser un oficio gremial, como el de carpintero o herrero, en el que influía la tradición de cada familia. "Un ejemplo en ese sentido fue la hermana de Mozart, Maria Anna, de quien se decía incluso que era mejor compositora que su hermano", ha señalado Almalé. Asimismo, la mala fama tampoco contribuía a su desarrollo profesional, pues en muchas ocasiones se les asociaba con la prostitución, algo que detalla la directora del ciclo: "Las prostitutas que se relacionaban con las clases sociales más altas estaban muy formadas en arte, poesía o música, por lo que ver a una mujer sobre el escenario provocaba en muchas ocasiones esa percepción".

Una serie de obstáculos que, unidos, hicieron que los historiadores de música antigua pasasen por alto algunas de las composiciones de más nivel técnico y artístico de cada período. Aún así, hubo algunas que lograron superarlos y dejar su huella, como el caso de la monja alemana Hildegart von Bingen en el siglo XII, convirtiéndose en una de las compositoras más importantes de la Historia.

Programación del festival

Esta primera edición del Femmaz se celebrará este próximo mes de diciembre en tres sesiones. El jueves 15 será la primera, a partir de las 19.30 horas en el propio museo Pablo Gargallo. En ella, Pilar Almalé y Thomas Kretzschmar realizarán una ponencia musicalizada, titulada 'Vernissage' (Obertura), que tratará en profundidad la figura de Anne Rochette.

Mientras, el domingo 18 se proyectará la película 'Retrato de una mujer en llamas' (Céline Sciamma, 2019), con un cinefórum posterior en el que participarán Ana Puyol y Marina Rodríguez. Dicho acto será en la Filmoteca, a partir de las 11.00 horas. Por último, el miércoles 21, desde las 19.00 horas en el antiguo Casino Mercantil de Zaragoza (actual sede de Caja Rural de Aragón), un concierto ('finissage'), titulado 'Melodías olvidadas. La música del Manuscrito de Rochette', cerrará el ciclo. En él, como ya se ha citado anteriormente, se interpretarán las melodías de la artista francesa de diversas formas.

El festival ofrece en su página web un abono completo para las tres sesiones por 25 euros. Por separado, las dos primeras tienen un coste de 7 euros y el concierto final de 13. Para la primera sesión han salido a la venta 20 entradas, para la segunda 65 y para la última 40.

Compartir el artículo

stats