Los museos municipales de Zaragoza van recuperando poco a poco la velocidad de crucero de antes de la pandemia. Tras un 2020 para olvidar debido a la crisis sanitaria, los centros expositivos de la ciudad mejoraron como es lógico sus cifras de visitas en 2021 y el año pasado mantuvieron esta tendencia al alza. En total, los museos y salas dependientes del ayuntamiento de Zaragoza, entre los que se encuentran algunos tan emblemáticos como la Lonja, el Foro o el Centro de Historias, recibieron durante el año pasado 557.740 visitantes, frente a los 396.946 de 2021. La recuperación ha sido tan intensa que la cifra se acerca incluso a la de 2019, cuando se batieron todos los récords de afluencia con 579.971 visitas.

Obviamente, esta tendencia al alza ha sido recurrente en los museos de todo el mundo, que en 2020 vivieron su particular 'annus horribilis'. El cierre total durante el confinamiento, las restricciones de aforo tras su reapertura y la ausencia de visitantes foráneos marcaron unas cifras que pasarán a la historia por exiguas. De hecho, las salas municipales de Zaragoza tan solo recibieron durante 2020 a 197.041 visitantes.

La recuperación registrada tanto el año pasado como en 2021 demuestra que los zaragozanos han respondido a las exposiciones y programación planteadas y que tenían ganas de cultura, convertida en refugio para muchos ciudadanos en estos tiempos pospandémicos. Con todo, cabe recordar que la comparación entre 2021 y 2022 queda algo desvirtuada teniendo en cuenta que las restricciones de aforo se mantuvieron durante buena parte del año 2021.

Un gran año para la Lonja 

La sala que más se reactivó durante el año pasado fue la Lonja. Recibió 200.631 visitantes, más incluso que en 2019, cuando contabilizó 184.013. Las buenas cifras del espacio municipal de la plaza del Pilar se explican sobre todo por el éxito que tuvieron dos de sus exposiciones. La recientemente finalizada 'Zuloaga, Goya y Aragón: la fuerza del carácter' atrajo a 75.430 personas en 2022, convirtiéndose en la más multitudinaria de los últimos años, mientras que 'Alegría', de la zaragozana Eva Armisén, recibió 74.541 visitantes.

Los cuatro museos de la Ruta de Caesaraugusta (Foro, Puerto Fluvial, Termas Públicas y Teatro de Caesaraugusta) y el Museo Pablo Gargallo también ganaron visitantes durante el año pasado, pero aún se quedaron lejos de las cifras prepandemia. En conjunto recibieron un total de 166.120 visitantes, frente a los 110.954 de 2021 y los 184.420 de 2019.

Por su parte, el Centro de Historias fue visitado el año pasado por 123.221 personas, frente a los 90.881 de 2021 y los 62.827 de 2020. La Casa de los Morlanes, el Palacio de Montemuzo, el Torreón Fortea y la sala de exposiciones temporales del Museo Pablo Gargallo también han recuperado las cifras de antes de la pandemia. En total, contabilizaron 37.974 visitantes a lo largo del año pasado, si bien el dato de 2021 aún fue mejor, con 43.068 asistentes.

Por último, el Museo del Fuego y de los Bomberos también se va acercando a las cifras de antes de la pandemia. El año pasado atrajo a 29.794 visitantes, unos 5.000 menos que en 2019 pero muchos más que en 2021. No hay que olvidar que este espacio notó mucho los efectos de la pandemia teniendo en cuenta que está muy enfocado al público infantil.

La dura crisis sanitaria rompió la buena tendencia que venían registrando los museos municipales en los años previos a la pandemia, con incrementos de visitas progresivos ejercicio tras ejercicio. Y lo mismo les sucedió a los espacios expositivos dependientes del Gobierno de Aragón, que el año pasado también siguieron recuperando visitantes.

El Museo de Zaragoza y el Pablo Serrano 

En concreto, y según los datos facilitados por el departamento de Cultura de la DGA, el Museo de Zaragoza de la plaza de los Sitios recibió el año pasado a 55.225 personas, frente a las 42.225 de 2021. El IAACC Pablo Serrano pasó de 23.622 visitantes en 2021 a 31.328 en 2022 y el Museo de Huesca también mejoró sus registros: el año pasado fue visitado por 36.904 personas, por las 28.219 de 2021.

Esta tendencia al alza está siendo similar en todas las salas del país. Por ejemplo, los grandes museos de Madrid también recuperaron visitas el año pasado, aunque lejos aún de las cifras previas a la pandemia. Así, el Museo del Prado registró un total de 2.456.724 visitantes en 2022, un 115% más que en 2021, con 1.126.897 asistentes, y lejos de los 3,2 millones alcanzados en 2019, año en el que se alcanzó una cifra récord en la historia de la pinacoteca madrileña.

Por su parte, el Museo Reina Sofía logró congregar el año pasado a un total de 3.063.092 visitantes: 1.171.367 en su sede principal, 1.318.823 al Palacio de Cristal, y 491.086 al de Velázquez. Esta cifra supone un crecimiento del 86% respecto a 2021, cuando el museo recibió un total de 1.643.108 visitantes, pero aún por debajo de 2019, cuando se registraron casi 4,4 millones de visitas.