Hábitos de lectura y compra de libros en España 2022

Aragón es la sexta comunidad autónoma que más lee

El 65% de los aragoneses lee en su tiempo libre, casi cinco puntos más que hace diez años

Los aragoneses son los sextos que más leen de España.

Los aragoneses son los sextos que más leen de España. / EL PERIÓDICO

Daniel Monserrat / Ramón Vendrell

Aragón vuelve a situarse por encima de la media española en cuanto a los hábitos de lectura ya que un 65% de los aragoneses mayores de 14 años lee en su tiempo libre, es decir, dos décimas más que la media española. Unos datos que colocan a la comunidad autónoma en el sexto lugar del ránking nacional (el mismo que los años anteriores) únicamente por debajo de Madrid (74.2%), Cataluña (68,7%), Navarra (68,2%) y La Rioja (66,7%). Estas junto a Aragón son las únicas que están por encima de la media española. Estos datos se extraen del Barómetro de Hábitos de lectura y compra de libros en España 2022 realizado por la Federación de Gremios de Editores de España que ayer se presentó en el Ministerio de Cultura en un acto presidido por el propio ministro, Miquel Iceta. En la parte baja de la clasificación se encuentran comunidades como Andalucia (59,7%), Castilla-La Mancha (59,6%), Canarias (59,1%) y Extremadura (55,1%), que está en la cola del ránking desde 2012.

El índice lector de Aragón, además, ha crecido en casi cinco puntos en una década ya que en el mismo estudio realizado en 2012, la comunidad contaba con un 60,3% de lectores. Si bien la subida es importante, hay que resaltar que todas las comunidades están por encima de sus valores de hace diez años lo que ha hecho que la media española se haya incrementado un 5,7%, de un 59,1% a un 64,8%. La comunidad que más ha crecido desde 2012 ha sido Asturias, un 10,3%, de un 54,3% a un 64,6% lo que le ha hecho situarse casi en la media española cuando se encontraba muy por debajo.

Y es que es un hecho que el fuerte incremento que experimentó la costumbre de leer durante el primer año de la pandemia no solo se ha consolidado sino que prosigue un pequeño impulso al alza. El porcentaje de lectores en tiempo libre saltó del 62,2% al 64% de 2019 a 2020, confinamiento y restricciones mediante. La tasa ascendió al 64,4% en 2021 y fue del 64,8% en 2022, curso al que corresponde este barómetro. Es decir, en una década, desde 2012, el índice ha crecido 5,7 puntos, del 59,1% al citado 64,8% (el 52,5% son lectores diarios o semanales y el 12,3% son lectores mensuales o trimestrales).

Las mujeres leen más que los hombres

En cuanto a los datos nacionales (en este apartado no están desglosados por comunidades autónomas), las mujeres son notablemente más lectoras que los hombres: un 69,9% frente a un 59,5%. Esta diferencia de diez puntos es la misma que existía hace una década. Un clásico.

También se mantiene inmutable el abismo marcado por el nivel de estudios. 47,5 puntos hay entre el porcentaje de universitarios lectores (86,5%) y el de quienes tienen a lo sumo estudios primarios (39%). En 2012 el superescalón era de 47,8 puntos (82,1% frente a 34,3%). Otro clásico, este relacionado directamente con la desigualdad económica.

"Es una realidad que hay tramos de edad y zonas geográficas en las que estas son plenamente equiparables con los países de nuestro entorno"

El reverso negativo es que el 35,2% de los españoles no leen libros nunca o casi nunca. Es un poco más de una tercera parte de la población. En 2012 eran el 40,9% los que no leían un libro ni a tiros. «Poco a poco las cifras de lectura globales en España se van acercando a las medias europeas -señaló Daniel Fernández, presidente de la FGEE-. Es una realidad que hay tramos de edad y zonas geográficas en las que estas son plenamente equiparables con los países de nuestro entorno».

Contra los desequilibrios

«Debemos seguir realizando un esfuerzo para reducir los desequilibrios que refleja el barómetro -reclamó Fernández-. Desde hace unos años la FGEE aboga por un pacto social por el libro y la lectura que no solo implique a los partidos políticos sino al conjunto de la sociedad. Hemos de pensar que las sociedades más lectoras son las que gozan de una mejor salud económica y democrática, pues los libros contribuyen a contar con una sociedad más crítica».

El informe refleja que la franja de edad con más lectores es la que va de 14 a 24 años (74,2%), seguida de la 45 a 64 (69,2%). La tasa es del 65,1% entre 25 y 44 años y del 51,9% a partir de 65. 

"Hemos de pensar que las sociedades más lectoras son las que gozan de una mejor salud económica y democrática"

Los españoles que no cuentan con un hábito de lectura argumentan que la falta de tiempo libre (44%) es su razón principal para no leer libros. El 30,6% señala que prefiere emplear su tiempo libre en otros entretenimientos que no son la lectura, como pasear, descansar o ver series o películas. Por su parte, el 29,3% de los no lectores manifiesta una falta de interés, y el 0,9% no lee por motivos de vista o salud.

«Mantenemos un tercio de la población que no tiene la lectura entre sus actividades. Es tarea de todos trabajar para reducir esas cifras, al mismo tiempo que mejoramos también los porcentajes de lectores frecuentes con cifras notablemente superiores al 50 por ciento», ha explicado Daniel Fernández, presidente de la Federación de Gremios de Editores de España.

Suscríbete para seguir leyendo