Aniversario musical

Os Fillos d’o Sobrarbe, una década de ritmos medievales y folk aragonés

El grupo bilbilitano celebra su décimo aniversario con el lanzamiento de su nueva canción ‘Mudayyán’

El grupo bilbilitano Os fillos d’o Sobrabre en Séptimo Cielo Estudios, dónde grabaron su nueva canción ‘Mudayyán’.

El grupo bilbilitano Os fillos d’o Sobrabre en Séptimo Cielo Estudios, dónde grabaron su nueva canción ‘Mudayyán’. / El Periódico

Andrea Sánchez

Andrea Sánchez

Hace diez años, tres amigos de Calatayud se unieron con instrumentos tradicionales de las cofradías locales y una dulzaina recién comprada para formar Os Fillos d’o Sobrarbe. Desde entonces el grupo ha crecido hasta convertirse en una formación de nueve músicos que unen la música medieval y el folk aragonés con ritmos animados, buscando siempre que el público pase un rato agradable.

Este año, con motivo de su décimo aniversario, han preparado dos canciones nuevas que suceden a su disco 'O Camín d’o Dragón' (2021). La primera de ellas salió a la luz el 18 de junio, titulada 'Mudayyán', su nombre significa mudéjar en árabe. «Escuchamos la palabra y se nos viene a la cabeza todo el arte morisco característico de Calatayud», cuenta Pablo García, fundador y miembro de Os Fillos d’o Sobrarbe.

La composición de esta canción se remonta al año de la pandemia. «A parte de las canciones que salieron en nuestro primer disco, tuvimos tiempo de hacer material nuevo que dejamos en la reserva -relata García-. Ahora, como cumplíamos 10 años, vimos una buena ocasión para sacar este tema, precisamente la semana que se celebran las Alfonsadas en Calatayud».

Os Fillos d’o Sobrarbe se caracteriza por el uso de instrumentos de viento como la dulzaina aragonesa y la gaita de boto, acompañados de una potente percusión. Actualmente, el grupo cuenta con dos gaitas aragonesas, una dulzaina, una tarota, un bombo, un yembé y tres timbales. Para 'Muddayán', además de contar con todos sus instrumentos, quisieron incorporar un sonido nuevo: «Contamos con la colaboración de un amigo violinista, llevábamos tiempo tanteando como poder encajarlo en la canción».

«El resultado ha sido muy satisfactorio», confiesa el bilbilitano. Además, la nueva canción de Os Fillos d’o Sobrarbe ha tenido muy buena acogida entre sus seguidores, a los que García define como «muy fieles», y también por parte de gente que no había interactuado antes con ellos. «Acaba de salir a la luz y esperamos que cuando la toquemos en directo también le guste a la gente», confiesa.

El grupo ha trabajado por mantener viva la música tradicional aragonesa. «Estos instrumentos estaban en peligro de desaparecer. Nos ha llevado tiempo investigar y encontrar a los constructores y músicos que todavía los usan», afirma García. «Es un nicho que requiere dedicación, pero cada vez es más accesible gracias a los mercados medievales», añade.

Desde su creación, Os Fillos d’o Sobrarbe ha actuado anualmente en las Alfonsadas de Calatayud, salvo los años de pandemia. Han tocado en eventos como las bodas de Isabel de Teruel y en ciudades históricas como Ibiza y Córdoba. «Ver que la plaza en la que hemos visto grupos que admiramos se llena por nosotros es una gran satisfacción», dice García.

En un futuro, el grupo sueña con actuar en el extranjero y continuar sacando nueva música. «Nuestro objetivo es seguir creciendo y llegar a más gente. Este año hemos lanzado una nueva canción y tenemos otra planeada para el otoño o invierno», adelanta García. «Tenemos esa ilusión de seguir haciendo música buena», asegura.

Para los miembros de Os Fillos d’o Sobrarbe, la banda es más que un 'hobby'. «Compartir tantas horas con los compañeros te convierte en una familia», reflexiona García. «Es gratificante ver cómo la música que hemos creado resuena en la gente. Las risas y los viajes juntos son lo que realmente nos llena».