La resaca tras el concierto del año en Aragón

Fans de Bunbury: "Este año he ido a cuatro conciertos suyos; el de Zaragoza ha sido el mejor"

Los seguidores más fieles del cantante aragonés coinciden en que la actuación del sábado trascendió esas dos horas de música hasta alcanzar la categoría de acontecimiento

"Todo lo que rodeaba al concierto aún lo hizo más especial", subrayan

Mónica 'Bendecida', con gafas, el sábado en el concierto junto a sus amigos.

Mónica 'Bendecida', con gafas, el sábado en el concierto junto a sus amigos. / Servicio especial

Rubén López

Rubén López

Le han escuchado en directo decenas de veces y están dispuestos a hacer filas de casi 30 horas por verle de cerca, así que nadie mejor que ellos para valorar el concierto de Bunbury en la vieja Romareda. Todos sus fans coinciden en algo: la del sábado no fue una actuación más; el directo trascendió esas dos horas de música hasta alcanzar la categoría de acontecimiento. Un 'yo estuve allí' que pasará a la historia.

«Este año también le he visto en México DF, Guadalajara y Madrid, y me quedo con el de Zaragoza. Bunbury se entregó al máximo y todo lo que rodeaba al concierto también lo hacía muy especial al ser el último de la gira y la despedida del estadio», destaca Derrick, que viajó 'ex profeso' desde su México natal para ver de nuevo a su ídolo.

Además, al mexicano, que entró el primero al estadio tras hacer 29 horas de fila, le hizo especial ilusión visitar una Romareda que ha visto triunfar en varias ocasiones a sus idolatrados Héroes del Silencio: «Sé todo sobre ellos, así que para mí también ha sido muy emocionante poder pasear por las calles que vieron crecer a Enrique y al resto de 'héroes'».

El mexicano Derrick (derecha) junto a su amigo Jairo en La Romareda.

El mexicano Derrick (derecha) junto a su amigo Jairo en La Romareda. / miguel ángel gracia

Derrick aún no ha cumplido los 30, pero ya ni sabe las veces que ha visto a Bunbury en directo. «Le descubrí a los doce años, en 2009 fui al primer concierto en mi ciudad, Santiago de Querétaro, y desde entonces lo he ido acompañando por sus giras todas las veces que he podido», subraya el mexicano, que ahora ha cruzado el charco por primera vez.

La que también ha perdido la cuenta ha sido la zaragozana Mónica 'Bendecida' Carreras: «Solo a Bunbury más de 30 seguro, y eso sin contar los de Héroes». La aragonesa asistió el pasado diciembre al primer concierto de la 'minigira' en Buenos Aires. «Me puse muy triste cuando dijo en 2022 que dejaba los escenarios porque de seguirlo tanto lo siento ya casi como alguien de mi familia, así que cuando anunció que iba a dar estos 'shows' tuve claro que quería ir al primero de ellos, por lo que pudiera pasar y por si acaso ya no lo veía más».

Así, para ella, el concierto de La Romareda fue como un regalo extra, aunque después de ver a su ídolo en acción tiene bastante claro que el del sábado no será su último 'show'. «Le he visto sobrado de voz y muy contento. A mí Bunbury me recuerda un poco a Raphael, que no sabe vivir sin el escenario...ójala sea así», comenta Mónica, que también pasó la noche en los aledaños de La Romareda para coger un buen sitio en el 'front stage'. «El concierto fue apoteósico y, a nivel emocional, lo sitúo en el 'top' cinco de todos los suyos en los que he estado. Eso sí, siendo que tocaba en casa, me hubiera encantado que hubiera reservado alguna canción especial o que hiciera algo diferente, aunque eso ya para rizar el rizo», apunta entre risas.

La zaragozana no es una fan más. Ella ya asistió al mítico concierto que los Héroes dieron junto a Las Novias y Niños del Brasil en 1991 y a partir de ahí nació una pasión «inexplicable». «Ha sido y es una parte muy importante en mi vida», resume Mónica.

En Madrid y Zaragoza

La admiración de Sergi Goñi hacia Bunbury nació hace algo menos, pero también es muy intensa. El joven de 19 años comenzó escuchando a Héroes a los doce a través de su padre –con el que fue el sábado al concierto– y después se enganchó también a los trabajos en solitario del cantante zaragozano. «Con todo lo que pasó con sus problemas de garganta pensaba que ya no podría verlo en directo; menos mal que no fue así y he podido ir al de Madrid y ahora al de Zaragoza», indica Goñi, que destaca que vio a su ídolo en «muy buena forma física y con una voz brutal».

Sergi Goñi, el sábado en La Romareda.

Sergi Goñi, el sábado en La Romareda. / Servicio especial

El joven, que ya hizo nueve horas de fila el pasado Día del Libro para conseguir la firma del cantante, se ha sumergido tanto en el universo Bunbury que incluso realiza un programa semanal en Radio Esport Valencia sobre todo lo relacionado con su figura. «El sábado también estuvimos poniendo música en la 'fan zone' de Los Porches y lo pasamos genial porque fue un montón de gente», concluye.