Hasta el 26 de junio

‘Escultlámparas’, una muestra antológica de Simón Domingo

El escultor muniesino reúne 47 piezas únicas que se pueden ver en la sala de exposiciones de la Agrupación Artística Aragonesa

Simón Domingo junto a sus obras expuestas.

Simón Domingo junto a sus obras expuestas. / El Periódico

Andrea Sánchez

Andrea Sánchez

¿Qué ocurre cuando la luz y la escultura se unen? La respuesta la tiene Simón Domingo con su última exposición 'Escultlámparas'. Con más de tres décadas de experiencia en la escultura, presenta 47 piezas únicas que no solo decoran el espacio, sino que también lo iluminan. La muestra se podrá visitar hasta el 26 de julio en la sala de exposiciones de la Agrupación Artística Aragonesa en horario de 19.00 a 21.00 horas.

La exposición 'Escultlámparas' es una muestra antológica que abarca trabajos de más de 30 años de trabajo. Y reúne piezas elaboradas con diferentes materiales: «Desde alabastro y piedra negra de Calatorao, hasta piedras de Montpellier, Muniesa, Calanda, Macael y Carrara, cada obra es única», explica el artista.

Simón Domingo, autodidacta, ha dedicado gran parte de su vida a la escultura. «Empecé con la cerámica torneada y moldeada, luego pasé a la madera, el alabastro, el aluminio, el acero, el granito y el mármol», cuenta.

El alabastro de Aragón, especialmente de la zona de Albalate, fue el primer material que utilizó para crear lámparas. Confiesa que «la translucidez natural de este mineral es ideal para este tipo de obras». «He trabajado mucho con el alabastro, creando piezas que, incluso cuando están apagadas transmiten una sensación de calidez», explica Domingo.

Hace unos años, el escultor tuvo la oportunidad de trabajar con mármol de Macael, un material famoso por su uso en los leones de la Alhambra. Descubrió que, al trabajar el mármol con delicadeza, podía crear lámparas debido a su capacidad de translucidez. Esto le llevó a solicitar y conseguir una beca del programa europeo La cultura mueve Europa, lo que le permitió realizar seis nuevas piezas en Carrara, Italia.

Para Domingo, el proceso de creación puede ser bidireccional: «A veces, parte de un material y busca descubrir la pieza oculta dentro de la piedra. Otras veces, empiezo con una idea o un boceto, y luego busco el material adecuado para darle vida». «Mi proyecto es de recuperación de piedras que la industria desecha, dándoles una segunda vida», explica.

Recién regresado de Carrara, domingo está enfocado en su actual exposición. Sin embargo, ya tiene planes para el futuro cercano. A finales de este mes, colocará la escultura de un Cristo hecho en acero en la ermita de Santa Bárbara en su pueblo natal, Muniesa, como una donación personal a la iglesia.