Disponible hasta diciembre

El Museo Juan Cabré de Calaceite inaugura la exposición ‘Silencio y Metamorfosis. Marta Sánchez Marco’

El visitante recorre en la muestra un paisaje de plantas intervenidas, dibujos, fotografías, herbarios y joyería

Marta Sánchez Marco muestra sus creaciones a los asistentes de la inauguración

Marta Sánchez Marco muestra sus creaciones a los asistentes de la inauguración / Aragón Hoy

El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

El Museo Juan Cabré de la localidad turolense de Calaceite ha inaugurado este jueves la exposición ‘Silencio y Metamorfosis. Marta Sánchez Marco’, producida por Gobierno de Aragón, y que podrá visitarse entre los meses de julio y diciembre de 2024. El director general de Cultura, Pedro Olloqui, y la artista Marta Sánchez Marco han presentado ‘Silencio y Metamorfosis’, una exposición que el director general ha calificado como “una muestra gourmet de las artes escénicas”. 

“Marta ha generado una instalación que acompaña una de las líneas fundamentales que tenemos en Aragón en las artes plásticas, que es el diálogo entre arte y naturaleza”, una relación que queda patente en el CDAN en Huesca y también en el museo de Calaceite. El director general ha elogiado también la ejemplar coordinación de la red de museos aragoneses y la colaboración del IAACC Pablo Serrano en la puesta en marcha de esta exposición que ha animado a visitar hasta el próximo mes de diciembre

La artista, Marta Sánchez Marco, ha detallado que la exposición se llama ‘Silencio y Metamorfosis’ porque “paseamos en silencio por la naturaleza y nos podemos encontrar los pequeños tesoros que hay y que he ido guardando”, hojas y vegetación de la que le interesan sus imperfecciones, “y metamorfosis porque luego intervengo sobre ellas, a través de retratarlas, de la fotografía, de dibujos, o de intervenirlas con oro y convertirlas en joyas, así se produce una transformación, una metamorfosis”. La autora inició este proyecto en 2017, “cuando estaba viviendo un proceso de duelo y vivía esa necesidad de reparar esas heridas”, ha detallado. Con la obra “intento que nos acerquemos a observar estas cosas que nos encontramos en el camino y que pueden tener un cierto interés”.

De este modo, el trabajo artístico de Marta Sánchez Marco gira en torno a la naturaleza, a través de las experiencias del caminar, la botánica, el dibujo y la fotografía, acciones que conectan con el importante medio natural que rodea a Calaceite, y que enlaza en su metodología con la práctica de Juan Cabré en sus campañas arqueológicas.

Proceso de creación

El proceso de creación arranca en los paseos de la autora, que recoge hojas y flores que encuentra en su recorrido, y que se caracterizan por ser ejemplares comunes, con imperfecciones, deterioros o enfermedades. Estos ejemplares se convierten en materia protagonista de sus creaciones, a las que dibuja, fotografía, y clasifica en herbarios. 

La manipulación de hojas y flores va más allá, al aplicar tratamientos provenientes de distintos contextos culturales, como la práctica de esqueletización de hojas, desarrollada en Estados Unidos en el siglo XIX, y la técnica japonesa del kintsugi, dedicada a la reparación de cerámica a partir del oro, y que la autora aplica a elementos vegetales.En palabras de Susana Blas, quien ha escrito los textos de la exposición, somete a “esos cuerpos vegetales a un singular embalsamamiento que evoca una metafórica resurrección. En este ritual, el oro aporta una carga estética y simbólica, pues al fundirse el metal con la sustancia natural de la hoja, unidos, emprenden una transformación química y espiritual”.