La primera parte fue aburrida ya que ambos equipos jugaron de manera defensiva. Nada más empezar el segundo tiempo García desperdició una ocasión y el partido fue como en la primera hasta que Pablo, en el minuto 66, dio un balón a Peña, que lo cruzó a la red. En el 84, el Andorra se quedó con diez por lesión de Pablo, y en el añadido Canales marcó.