Los jugadores del Real Zaragoza confían en superar hoy al Numancia para seguir manteniendo el liderato de Segunda División, pero no ocultan que el Numancia, a pesar de su mala clasificación, siempre suele ser un rival complicado en La Romareda. La cercanía entre ambas localidades hace que este tipo de encuentros sean como un derbi. "Los partidos que he jugado aquí contra el Numancia siempre han sido muy bonitos, porque ellos cuentan habitualmente con el apoyo de un buen número de seguidores y eso les puede motivar, pero nosotros confíamos en ganar. En La Romareda es donde debemos consolidar el ascenso", afirmó Juanele, que se ha recuperado de sus problemas físicos en un pie y podrá jugar hoy.

El jugador asturiano, pese a todo, cree que el Zaragoza "está ahora muy bien" y espera que ante los sorianos sean capaces de prolongar la excelente racha que llevan actualmente. En estos momentos el cuadro aragonés suma ya nueve jornadas de Liga sin conocer la derrota. "La semana pasada hubo algunas sorpresas entre los equipos de arriba, pero yo espero que a nosotros no nos suceda eso y que podamos seguir ampliando nuestra buena racha. El equipo está con mucha confianza y creo que podemos añadir una nueva victoria a nuestra buena trayectoria. En casa debemos ser muy serios", comentó Juanele.

SIN EUFORIA Fernando Soriano opina que lo importante es que el equipo sepa abstraerse de la euforia y que tampoco se fíe de la mala clasificación del Numancia, que ha cambiado incluso de técnico para buscar un revulsivo. "Se puede considerar un partido peligroso, porque sabemos que después de buenas actuaciones, como la del 0-4 ante el Badajoz, puede haber un poco de relajación, pero nosotros no podemos caer ni en eso ni en la euforia. El encuentro será complicado, porque quizás ellos vengan a cerrarse, pero esperamos ganar", explicó el centrocampista.