Teresa Perales puede estrenar hoy su medallero en el Campeonato del Mundo de Natación Adaptada que se disputa en Mar del Plata (Argentina) hasta el 16 de diciembre. La nadadora zaragozana tomará parte en esta jornada inaugural en dos de las siete pruebas que disputará en el torneo, los 200 estilos y los 50 libres. En ambas tiene difícil colgarse el oro, pero puede estar en cualquiera de los otros dos cajones del podio.

El calendario de Perales durante esta semana va a ser muy apretado con siete competiciones a disputar, teniendo opciones de estar entre las tres mejores en todas ellas. Tras la doble prueba en la jornada inaugural, podrá tomarse un respiro mañana para afrontar el ritmo frenético que vivirá en los últimos cuatro días de competición mundialista. Así, el jueves participará en los 200 libres; el viernes lo hará en 100 braza y 50 mariposa, el sábado, en 50 espalda, mientras que cerrará su concurso el domingo en los 100 libres.

EL VIERNES, DIA CLAVE Será el viernes el día clave en la participación de la nadadora, ya que en las dos pruebas que tiene ese día (100 braza y 50 mariposa) puede conseguir la medalla de oro, puesto que ostenta las mejores marcas mundiales del año y es la gran favorita.

Perales, ganadora de cuatro metales en los Juegos de Sydney, es una de las principales bazas que tiene la delegación española en estos campeonatos, pero no la única. El nadador mallorquín Xavi Torres, ganador de cinco medallas, cuatro de ellas individuales (tres oros y un bronce), en esos Juegos, tomará parte en cuatro pruebas y en todas como gran favorito. Otro representante destacado será el vigués Sebastián Rodríguez, ganador de cinco preseas en Sydney --tres en pruebas individuales y dos en los relevos--.

La delegación española está compuesta por un total de 33 nadadores (12 ciegos, 15 disminuidos físicos y seis paralíticos cerebrales) y muchos de ellos ya han conseguido importantes triunfos a nivel mundial. De hecho, los 15 nadadores que participan a nivel de disminuidos físicos, entre los que se encuentra Teresa Perales, tienen opciones de conseguir un lugar en el podio, ya que ocupan un puesto entre los tres primeros del ránking mundial en sus pruebas.

EL OBJETIVO CONJUNTO La delegación nacional tiene el objetivo de terminar entre los tres primeros lugares del medallero después de los éxitos conquistados en el pasado. El equipo español de natación fue segundo en Sydney 2000, tan sólo por detrás de Canadá, con una medalla de oro menos. En el Europeo disputado en Suecia el año pasado el equipo terminó en segunda posición, por detrás de Gran Bretaña, mientras que en el anterior Mundial, disputado en Nueva Zelanda en el 98, concluyó en quinta plaza. España quiere mantenerse entre las cuatro potencias mundiales de este deporte y sus principales rivales a priori serán Australia, Gran Bretaña, Estados Unidos y Canadá.