Cani y Pablo serán bajas para el próximo partido de Liga contra el Xerez. Cani, que sufrió un golpe en un entrenamiento de la semana pasada, fue sometido ayer a una resonancia magnética y esta prueba detectó que tiene una contusión ósea en la rótula de la rodilla izquierda, mientras que a Pablo, quien resultó lesionado en la sesión matinal realizada por el Real Zaragoza, se le practicó una ecografía y se le descubrió una microrrotura de fibras en el biceps femoral de la pierna izquierda. Para el choque contra los andaluces tampoco podrá jugar Martín Vellisca, pero en este caso por sanción.

Ambos futbolistas, si todo transcurre con normalidad, deberían estar en condiciones para el primer encuentro del 2003 contra el Sporting, en El Molinón, que ha sido adelantado al sábado 4 de enero, a partir de las 20.30 horas. Pablo, de todos modos, llegaría un poco más justo que Cani a esa fecha. El entrenamiento de ayer resultó accidentado y, además de Pablo, también sufrieron golpes Ferrón, Soriano y Láinez, pero en estos casos sin importancia. Paco, que en las últimas semanas ha tenido algunos problemas en un abductor, no participó en la parte final de la sesión por precaución, pero estará bien para el domingo.

SORIANO, RECUPERADO En cambio, la nota positiva del entrenamiento fue la recuperación de Fernando Soriano, que no se resintió de la contusión ósea que sufrió la semana pasada en el platillo tibial externo de la rodilla izquierda y por lo que no pudo jugar en Elche. Soriano estuvo corriendo inicialmente en solitario, pero luego se incorporó a los ejercicios con balón y no tuvo problemas.

Paco Flores realizará hoy un ensayo, a las 10.30 horas, en la Ciudad Deportiva, con el Universidad-Zaragoza C, de Tercera División, que contará también con algún juvenil. Esta vez el sparring no podrá ser el Zaragoza B, porque juega mañana en campo de Talavera (La 2, 19.00 h.).