El ciclón actual en la División de Honor de fútbol sala tiene nombre propio: Foticos Zaragoza. Sus números en la segunda vuelta son impecables, 16 sobre 18 puntos posibles con cinco victorias y un empate como balance, lo que convierte al grupo que dirige Chavi Ladaga en el mejor de la segunda vuelta en el momento en que la competición se ha tomado un descanso hasta el 1 de marzo por el Campeonato de Europa.

En esa clasificación ficticia de la segunda vuelta --que coincide también con la del 2003-- el Foticos muestra poderoso sus credenciales, mientras que, en la real, los excelentes números del conjunto zaragozano le han servido para ocupar plaza de playoff , la octava, con cinco puntos de ventaja sobre el noveno, el MRA Xota. Además, son el cuarto equipo más realizador, puesto que sus 100 goles sólo son superados por El Pozo (124), Boadilla (107) y Boomerang (101).

Lo cierto es que la triunfal racha del Foticos comenzó en el último partido de la primera vuelta o, aunque suene paradójico, algunos la sitúan en la derrota en el Príncipe Felipe ante el Ferrol, colista y que no ha sumado otro triunfo que el que logró el 20 de diciembre en Zaragoza. Aquel 2-3 disparó todas las alarmas, ya que el equipo ocupaba la penúltima plaza de la tabla, lo que dejaba a Chavi Ladaga con pie y medio fuera del banquillo. Una semana después, el Foticos cerraba la primera vuelta con una difícil visita al campo del Boadilla para estrenar el casillero de triunfos a domicilio (4-5) y dar comienzo a una racha como invicto que alcanza ahora los siete partidos consecutivos.

Aquella victoria liberó de presión al conjunto zaragozano, que comenzó la segunda vuelta y el año con ánimos renovados. El talento de Los Santi Herrero, Nano Modrego, Alexandre o Justo Cáceres, unido a la seguridad de Silva en la portería, comenzó a dar sus mejores frutos, empezando por un empate (6-6) en casa del equipo que peor se le ha dado al Foticos en los últimos tiempos, el MRA Xota de Pamplona.

Después, sólo habría sitio para los triunfos. Los de Ladaga se deshacían del Miro Martorell, por entonces quinto, con un 6-3 y goleaban con contundencia al Barcelona (7-1). El buen momento era ya más que patente y se ratificaba ganando por segunda vez a domicilio en este curso, en la pista del Cartagena (6-7) para acceder a la zona de playoff , pero sobre todo superando al Playas de Castellón (8-4) en un auténtico partidazo de los pupilos de Chavi Ladaga. Mientras, el Carnicer Autoexpert era la víctima en la última jornada (4-6).

Optimismo y humildad

Restan nueve partidos para acabar el campeonato el 3 de mayo y la racha del Foticos le ha abierto de par en par las puertas para llegar a los playoffs . Los más optimistas incluso ya creen que no hay que temer a ningún rival y que se puede pensar en lo máximo, pero Ladaga y sus jugadores se han encargado de calmar las versiones más ambiciosas para apostar por el trabajo y la humildad, la fórmula que han empleado a lo largo de la temporada y con la que ahora están recogiendo los mejores frutos.