La lamentable imagen que dio el Zaragoza en La Condomina dejó a su técnico, Paco Flores, con un único argumento posible, el de la neta inferioridad demostrada sobre el césped, a la hora de hablar de la actuación de su equipo en el campo del Murcia. "El análisis es muy simple. Ellos han sido muy superiores y se han llevado la victoria de forma justa", sentenció el preparador catalán, que calificó como decisivo el madrugador gol de Ismael.

"Lo que más nos ha desarbolado es el tanto tan tempranero que han hecho. A partir de ahí, hemos tenido ciertas dudas y a ellos les ha alimentado mucho en sus esperanzas de conseguir la victoria. La verdad es que han hecho un excelente partido, fundamentado posiblemente por ese gol nada más empezar", añadió Flores, que justificó la clara victoria pimentonera en las virtudes que enseñó el rival más que en los defectos, ayer innumerables, que mostró su equipo. "Fueron superiores. Ejercieron una gran presión que dio muy buenos frutos y que consiguió que nuestro único tiro fuera en el minuto 92".

¿Y estaba decepcionado por el juego del Zaragoza en una cita tan vital? "Sí, lo estoy --sentenció con rotundidad--, porque esperaba que hiciéramos un mejor partido. Sin embargo, a veces los sistemas defensivos se imponen a los ofensivos. El Murcia ha hecho un gran trabajo atrás y ha aprovechado sus oportunidades para sacar un resultado y llevarse también el goal average".

APRENDER DE LOS ERRORES Pero los murcianos no sólo se llevaron el coeficiente particular con el equipo zaragocista, que venció en La Romareda por 1-0; también le arrebataron el liderato y dejaron la impresión que los de Flores han entrado en una peligrosa dinámica negativa, aunque el entrenador catalán no dio muestras de perder la calma. "Son datos estadísticos, pero seguimos estando en el camino de lograr el ascenso y sigo manteniendo que necesitamos diez victorias. Quedan muchos encuentros y vamos a ver si somos capaces".

El técnico del conjunto aragonés hizo hincapié en la forma en que han llegado las victorias y las derrotas de su equipo en las últimas jornadas, "porque ganamos al final al Salamanca y así nos ganó el Córdoba. Marcamos ante el Levante nada más empezar y en Murcia nos ha pasado a nosotros. Hay que sacar lecciones de lo que nos sucede para que los errores no se vuelvan a repetir". Flores acabó su rueda de prensa insistiendo en los méritos del conjunto murciano, del que no tiene dudas de que será un rival directo en la lucha del Zaragoza por retornar a la élite del balompié nacional. "Me ha gustado mucho y me parece indudable que es un candidato serio al ascenso, porque lo ha demostrado desde el inicio de Liga. Ya en la tercera jornada, cuando vino a La Romareda, era líder y está llevando una trayectoria muy regular", concluyó.

DAVID VIDAL, SATISFECHO La cara de David Vidal al entrar a la sala de prensa reflejaba la satisfacción del deber cumplido por su equipo en un partido que era vital para el conjunto murciano, y que acabó con victoria y liderato de la categoría de plata. "El triunfo sirve de revulsivo, porque el equipo llevaba dos derrotas consecutivas en partidos que había jugado bien. Los jugadores estaban dolidos y la victoria es muy importante, por el potencial del rival y por el goal average", aseguró el preparador, que también mostró su felicidad por haber dado una alegría a la afición murciana.

No profundizó mucho el técnico gallego en la imagen mostrada ayer por el Zaragoza, a buen seguro porque no había demasiado de lo que hablar tras la mala imagen del conjunto aragonés en La Condomina. "Es un equipo lento de movimientos, pero que da velocidad al balón. Nosotros presionamos bien y la verdad es que no nos han generado peligro", añadió, para después coincidir con Flores en la importancia que tuvo el gol marcado por el Murcia al comienzo del encuentro: "El gol nos dio alas y nos hicimos dueños del encuentro. Tras el descanso, retrasé las líneas de forma premeditada para salir mejor al contragolpe".