La subida al lago de Marboré se puede realizar en media jornada. Si se arranca al punto de la mañana, se puede volver a la pradera de Pineta con tiempo para almorzar. En una subida sin árboles y con poca agua, es importante llenar la cantimplora, aunque se puede coger agua en algún barranco. Son imprescindibles las botas, una pequeña mochila, la gorra, las gafas, ropa de abrigo y una cámara de fotos.