La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Toledo ha confirmado la pena dictada por el Juzgado de lo Penal número uno, por la que se condena a Amador L.C. a un año de prisión y la privación del derecho a tenencia y porte de armas por tiempo de dos años, por un delito de homicidio imprudente cometido contra la persona de su hijo, Francisco Javier L.D., cuando cazaban de forma ilegal en la finca Valgrande.