El Rigar Litocián sigue su racha negativa en la presente campaña y el sábado cosechó una nueva derrota, en esta ocasión en casa y ante el conjunto catalán del Laguna Cambrils. El encuentro, a pesar de todo, tuvo color aragonés en unos primeros veinte minutos en los que los de Angel Ezquerra mantuvieron el tipo y además fueron los que llevaron el ritmo del juego, generando ocasiones suficientes como para poder haberse distanciado en el marcador. Pero unas veces el palo, y otras la gran actuación del meta catalán Mikel evitaron que el resultado concluyera en sus primeros veinte minutos con notable ventaja para los titulares del Pabellón de la Granja, y sí lo hiciera con empate.

En la segunda mitad, las bajas, unas por lesión y otras por sanción, dejaron muy mermados de fuerzas a los zaragozanos, que veían cómo el empate de la primera parte se tornaba derrota con un segundo gol catalán que hizo mucho daño. El Rigar lo intentó e hizo debutar a dos nuevos escuderos, Gabi y Forcano, ante la imposibilidad por lesión de poner en pista a Pérez y Bandrés. Esto tampoco ayudó, ya que los catalanes, con todo a favor, fueron aumentando el marcador hasta el 1-6 final.