El Valencia pretende superar ante el Zaragoza la pequeña crisis de resultados que lleva en los últimos tiempos y reconciliarse con su afición. El equipo valencianista sólo ha ganado uno de los últimos cinco partidos de Liga y en casa lleva dos compromisos ligueros, frente a Celta (2-2) y Racing (1-2), y uno de Copa de la UEFA, ante el Maccabbi Haifa (0-0), sin lograr un triunfo que necesita esta noche para no ceder más terreno con el líder de Primera, el Madrid. Para la cita, Benítez planea tres cambios con respecto al once que empató en Murcia, ya que Aimar, Jorge López y Marchena entrarían por Oliveira, Rufete y Pellegrino.