La Junta de Portavoces de las Cortes de Aragón encomendó ayer a su presidente, Francisco Pina, que se desplace a Atenas para apoyar durante la competición en los Juegos Paralímpicos a Teresa Perales, diputada en la Cámara por el Partido Aragonés. El problema reside en la apretada agenda del máximo dirigente de la Cámara, quien debe presidir el pleno que se celebrará el jueves y el viernes, y asistir a un acto relacionado con la candidatura de Zaragoza para la organización de la Expo 2008 que tendrá lugar en Madrid el próximo lunes. En el caso de que a Pina le resultase imposible viajar, podría delegar en un representante que transmitiera ánimos a la nadadora aragonesa en su lugar y de parte de toda la comunidad, aunque este extremo aún no ha sido confirmado. "Sería una sorpresa muy bonita, me encantaría. Venga quien venga, será bienvenido", agradeció ayer Teresa Perales tras conocer la noticia.